Foto: Vanguardia/ Archivo
El padre Pedro Pantoja, considera que Saltillo no necesita subsidios de parte de las organizaciones paramunicipales como Aguas de Saltillo (Agsal) por el contrario, se necesitan soluciones para terminar con la creciente pobreza y pedir cuentas claras a la paramunicipal

El padre Pedro Pantoja, considera que Saltillo no necesita subsidios de parte de las organizaciones paramunicipales como Aguas de Saltillo (Agsal), quien en Barcelona ofrece la exención del pago del servicio de agua potable a los usuarios que están imposibilitados para pagarla; por el contrario —responde— se necesitan soluciones para terminar con la creciente pobreza y pedir cuentas claras a la paramunicipal. 

Este jueves VANGUARDIA publicó que en España, Aguas de Barcelona aplica desde 2012 el llamado Fondo de Solidaridad para el Consumo de Agua, dirigido a las familias en riesgo de exclusión, el cual permite eximir del pago del consumo de agua a las familias que están en riesgo de exclusión social en el área metropolitana de Barcelona.

De acuerdo con el sacerdote y defensor de los derechos humanos, el Ayuntamiento saltillense está obligado a exigir cuentas claras a la paramunicipal acerca de los cobros que les hace a los usuarios para confirmar que no realiza cobros excesivos:

“Mientras el Municipio no declare su autonomía, no pida cuentas claras a la esta institución de Barcelona, no se empodere, no promueva la municipalización del agua, no apoye la medida internacional de las naciones Unidas sobre el derecho humano al agua, cualquier medida es ilusoria pues seguiremos aplastados y engañados, sobre todo la gente más humilde”. 

Aclaró que —a diferencia de los españoles— los saltillenses no necesitan de subsidios sino de soluciones estructurales que los ayuden a defender su derecho al agua. 

“¿Para qué los subsidios? Si seguiría existiendo el mismo monstruo del monopolio y la trasnacional, que es lo que no queremos que siga. Y que al tratarse el triunfo de una municipalización del agua, no entrarían subsidios sino estructuras nuevas para administrar el derecho humano al agua”, dijo.