Un testigo del asesinato ocurrido ayer, en el que policías dispararon en contra de un migrante, habló sobre los hechos asegurando que ellos no agredieron a los oficiales y no estaban armados

Migrante testigo de asesinato ocurrido ayer en la colonia San Miguel, donde policías dispararon en contra de un inmigrante hondureño habló sobre los hechos.

El migrante dijo conocer a Marcos, asesinado ayer y con quien se encontraba la noche en el lugar de los hecho. "Escuché cuatro detonaciones y después mataron a Marcos".

"Nos abrieron fuego como si fueramos animales" dijo el migrante testigo de asesinato de su compañero donde policías afirman el ahora occiso portaba un arma de fuego, motivo por le cual dispararon en su contra al repeler el ataque.

Foto: Vanguardia

Añadió que no fueron ellos los que iniciaron la agresión contra los policías invetigadores, negando que el migrante hondureño se encontrara armado como lo afirma un comunicado de la Fiscalía General del Estado de Coahuila.

Personal de la Casa del Migrante informó que las personas que llegan al recinto son revisadas para su ingreso y registro, descartando que Marcos se encontrara armado.

El migrante estaba acompañado de su hija de 8 años y su intención era reunise con su pareja en los Estados Unidos.

Foto: Vanguardia

Los Hechos

Un migrante hondureño fue asesinado anoche a tiros presuntamente por policías estatales que lo perseguían junto con otros centroamericanos en la colonia San Miguel, tras poner a salvo a un niño de 3 años, según versiones de testigos, en el sur de la ciudad.

De acuerdo con la Casa del Migrante una niña de 8 años vio cuando fue asesinado su papá. “Venían migrantes corriendo con mujeres y niños, policías de la Fiscalía los venían persiguiendo y les iban tirando balazos”, señalaron vecinos, luego de que se reportó la muerte del hombre de unos 35 años, en un arroyo del sector.

A las 2:00 horas de hoy, la Fiscalía General del Estado no había dado una versión de los hechos, ni había confirmado el homicidio del supuesto migrante y sólo admitieron que abrieron una carpeta de investigación.

Por medio de las versiones de los vecinos, se estableció que alrededor de las 21:30 horas de ayer comenzaron a escuchar gritos pidiendo ayuda y luego observaron a personas que corrían por la calle Emiliano Zapata.

“Eran policías vestidos de civiles, de esos de la Fiscalía, porque con ellos venía una camioneta negra con los logos de esa corporación”, aseguraron los testigos, quienes por temor a represalias pidieron permanecer en el anonimato.

DEJARON A UN NIÑO

En un comunicado, la Casa del Migrante aseguró que los elementos de la FGE mataron al centroamericano luego de una persecución que inició cuando la víctima y al menos otras nueve personas se dirigían al sitio por donde pasa el tren, para intentar irse a Estados Unidos.

El documento, firmado por Alberto Xicoténcatl, director de la casa, explica que los migrantes dejaron al niño en una tienda para ponerlo a salvo. También señala que en el grupo iban familias y que varios de los centroamericanos fueron detenidos, entre ellos, una mujer y su hija.

Foto: Vanguardia

Armando Ríos

Estudió Periodismo en la Ciudad de México.
Ha publicado en revistas locales, blog's nacionales y medios radiofónicos locales y en la Ciudad de México desde 2012, y cuenta con el Premio Estatal de Periodismo 2017. Cubre principalmente temas relacionados con los derechos humanos en el panorama de la migración, familiares de personas desaparecidas, así como a las Organizaciones No Gubernamentales encargadas de la promoción de los Derechos Humanos y a las propias Comisiones. También cubre fuentes referentes a temas de seguridad y justicia, transparencia y elecciones. Fue seleccionado en 2018 por la OMCT para la preparación de cobertura de la última sesión de México ante el Comité Contra la Tortura que se realiza en la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza