Foto: Twitter
El evento se llevó a cabo en la explanada de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe

Marina del Pilar Ávila, alcaldesa de Mexicali, presuntamente rindió protesta con la participación José Isidro Guerrero, obispo de Mexicali, Baja California, y que además contó con "zonas exclusivas para invitados importantes". 

El evento se llevó a cabo en la explanada de la Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe. Se informó que el acto también incluyó la bendición del obispo Guerrero. 

 

Asimismo, se explicó que Ávila utilizó drones, pantallas gigantes y también se consideró una área exclusiva para ciertos invitados importantes. Entre los invitados se encontraba Jaime Bonilla, gobernador electo de Baja California.

Tras darse a conocer estos sucesos, algunos usuarios en redes sociales la calificaron de “fifí”.

Cabe recordar que Marina del Pilar Ávila ganó la elección para dirigir el municipio de Mexicali siendo la abanderada de Morena. Su triunfo en las casillas significó que, por primera vez en la historia, un municipio del estado de Baja California es gobernado por este partido.