Conversando. La legislación le faltó precisar qué datos biométricos se pedirán a los usuarios, porque deja muy amplio el margen, señala. ESPECIAL
El presidente del Instituto Coahuilense de Acceso a la Información (ICAI) explicó que a la legislación le faltó precisar qué datos biométricos se pedirán a los usuarios

El nuevo Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil sí representa un riesgo en la protección de los datos personales de los ciudadanos, una vez que empiece a funcionar, porque se puede caer en la discriminación, la suplantación de identidad y vulnera otros derechos por la falta de precisión en la Ley, explicó Luis González Briseño.

En el programa Conservando, con el periodista Carlos Arredondo, Luis González habló sobre si el nuevo Padrón nos protege o nos pone en riesgo, porque el argumento principal para hacer la reforma legal es que ayudará a disminuir los índices delictivos cometidos a través de la telefonía móvil.

El presidente del Instituto Coahuilense de Acceso a la Información (ICAI) explicó que a la legislación le faltó precisar qué datos biométricos se pedirán a los usuarios, porque deja muy amplio el margen, además confirmó que el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), interpondrá una acción de inconstitucionalidad por la reforma, debido a que vulnera varios derechos.

Otra incongruencia que tiene la reforma para crear el Padrón es que los datos serán recabados por las empresas telefónicas, que serán las más afectadas con la medida, y el resguardo lo tendrá el Instituto Federal de Telecomunicaciones, pero es el INAI el que tiene la facultad constitucional sobre las directrices de datos personales.