Expertos. Los especialistas atienden problemas sobre el maltrato y suicidio.Archivo
Advierte especialista sobre los efectos a causa el encierro

Hasta 30 llamadas por semana atiende la Asociación Ayuda Psicológica y Emocional Coahuila Sureste, de personas, hombres y mujeres, víctimas de violencia a causa del confinamiento.

Así lo revela Juan Antonio Mancilla Contreras, el presidente de esta organización, que cuenta con un cuerpo de seis psicólogos especialistas en los temas de maltrato y suicidio.

“Son problemas intrafamiliares los que más se suscitan por la desesperación del encierro, la cuestión económica. Lo que trae esta pandemia yo creo que lo estamos viviendo todos, es una situación de crisis, de falta de trabajo, de que tienes que acoplarte a vivir con el 50 por ciento de tu sueldo, y eso trae como consecuencia problemas, Las emociones no se dejan esperar y empiezan los golpes, ahorita hay mucha desesperación…”, advierte.

Son personas, dice Mancilla Contreras, que se encuentran emocionalmente mal, llaman a la línea de la asociación y los psicólogos les dan terapia vía telefónica sin ningún costo, las 24 horas.

“Tanto hombres como mujeres eh, si el hombre no lleva… hay conflictos y eso acarrea mucha inseguridad, incertidumbre, falta de autoestima en ambas partes, ahorita la crisis económica no respeta sexo ni género ni nada”, lamenta.

Juan Antonio detalla que en caso de requerir una atención más personalizada la gente que habla para pedir auxilio es atendida en un consultorio, a cambio de una cuota de recuperación.

En lo que va de la pandemia Ayuda Psicológica y Emocional ha impartido terapias para combatir la ansiedad, el estrés, la depresión y el pensamiento suicida.

En los últimos tres meses la agrupación ha atendido a tres personas con ideación suicida.

“Es a través del psicoanálisis, el método cognitivo-conductual, terapia verbal, que es el desahogo, principalmente, porque es mucho lo que está retenido y no se habla y cuando se habla no hay quién te escuche, entonces funciona mucho lo de saber escuchar para que ellos se desahoguen y salgan esos conflictos.

“Ahorita en la atención psicológica decimos que casi casi es imposible no involucrar a Dios, tenemos que involucrarlo porque es una fortaleza que nos templa y nos ayuda a superar nuestros problemas. Involucramos lo que es la ciencia y les platicamos anécdotas que vienen en la biblia, sin tocar religiones”.  

Mancilla comenta además que es común que en la madrugada gente hable para pedir apoyo.   

“Ha ocurrido que a las 02:00 de la mañana te hablan y estás atendiendo, escuchado. A veces nos hablan por una situación, pero en realidad resulta que es otra la presión que traen, pero la idea es que se desahoguen y orientarlos para que con el apoyo ellos lleguen a solucionar estos conflictos, tanto internos como intrafamiliares”.

Señala que esta agrupación nació en 2017 con la idea de atacar el pensamiento suicida, atender a los parientes de los suicidados e integrar familias.

“Si nosotros logramos integrar familias y trabajar sobre la psicología familiar, los roles, las funciones, el templar a cada uno de los integrantes, vamos a hacer que nuestra sociedad funcione y evitar el suicidio…”, afirma.