"Las mujeres están hartas, están enojadas porque son demasiados años de impunidad, desigualdad y violencia" / Archivo
Piden no enfocar la discusión hacia las pintas y destrozos que pudiera haber en la marcha del 8 de marzo y enfocarse en el mensaje y en las exigencias

Al considerar que los feminicidios en el país generan una crisis de seguridad que es necesario atender, Belén Sanz Luque, representante de ONU Mujeres en México, asevera que el gobierno, en todos sus órdenes, debe escuchar a los movimientos feministas y entablar un diálogo con las mujeres para acelerar los mecanismos que permitan garantizar la igualdad.

De cara a las manifestaciones del 8 de marzo y al paro nacional del 9, asegura que las mujeres están pidiendo un "¡basta ya!" a la violencia e inequidad, además de exigir acceso a la justicia.

"Las mujeres están hartas, están enojadas porque son demasiados años de impunidad, desigualdad y violencia. Nos parece muy importante que el gobierno escuche estas voces", dice en entrevista con EL UNIVERSAL.

Pide no enfocar la discusión hacia las pintas y destrozos que pudiera haber en la marcha del 8 de marzo y enfocarse en el mensaje y en las exigencias; respecto al paro del 9M, #UnDíaSinNosotras, resalta que es importante participar para protestar por la situación de las mujeres en México y también por solidaridad.

Espera que el acto vaya más allá de lo simbólico y que se asuman compromisos para garantizar la equidad de género.