Archivo
El padre anunció que es ‘tan lamentable y doloroso lo que la familia pasa.'

Pedro Mavil, padre de Amada Gemma Mavil Hernández, desaparecida el tres de mayo de 2011 ‘a tres cuadras del Palacio de Gobierno de Veracruz’, dio con el paradero de los restos se hija después de cinco años de pesquisas realizadas por él y familiares cercanos a la víctima, al agotar todos los recursos ofrecidos por las dependencias gubernamentales.

El padre anunció que es ‘tan lamentable y doloroso lo que la familia pasa. Existe incapacidad y negligencia por parte de las instituciones de justicia de Veracruz; fueron cinco años de sufrir; era una chica entregada a la profesión de administración de empresas, hablaba cuatro idiomas, era (hogareña): de la escuela a la casa’ y viceversa.

"Nosotros somos de clase media, pero logramos darle una (educación superior); tenía 29 años, quería irse a trabajar a Quebec, Canadá; lo que imposibilitó el viaje fue un (tratamiento médico), pero fue para lo que ya pasó. Denuncie los crímenes ante la Corte Penal Institucional, solicite a la PGR a que se procediera con la investigación”.

Agregó que la familia ‘agotó los recursos que el Sistema Jurídico Mexicano ofrece para dar con el paradero de mi hija; ella buscaba trabajo para tener recursos; quería aprovechar los conocimientos, se fue unos meses a Toronto, y también estuvo en Cancún… fue secuestrada a tres cuadras del Palacio de Gobierno, al mediodía.

"Al día siguiente, cuatro de mayo de 2011, se realizó un operativo, se detuvo a una mujer, pero se le liberó por presunta inocencia. Recibí una llamada, en la que se me pedía un millón de pesos —lo cual no tenemos—; y otro de los principales sospechosos, como autor intelectual y material, falleció de un paro cardiaco: tal vez se llevó los secretos a la tumba”.

Comentó que ‘el Ministerio Público (MP) es un coadyuvante porque éste no tiene la capacidad para llevar la búsqueda. Posteriormente, en octubre de 2011, me realicé el perfil genético, y estuve tan cerca de mi hija en los servicios periciales de Veracruz, pero el caso se perdió; el mismo fiscal me lo dijo: «estuvo tan cerca, señor».

"En una ocasión ‘el (exgobernador, Javier Duarte de Ochoa), se comprometió a resolver el caso, dijo que tendría reuniones con los familiares de los desaparecidos, pero el tiempo nos dio la razón; como todos los políticos: nada más da el muletazo y que nos iban a atender, pero nunca se dignó a hacerlo. Este año, con propias investigaciones…”

Tomaron ‘la carpeta de investigación, exigí que me dieran los restos de mi hija; por mi parte iba a nombrar peritos independientes, y en la exhumación, el fiscal se dio cuenta que las fosas comunes son un verdadero muladar; así como sacábamos un cuerpo, sacábamos otros cuatro o cinco, todos, en calidad de no identificados… hoy en día pertenezco al colectivo Enlace Xalapa.

"Eran un total de 189 cuerpos no localizables. Hemos tenido acercamiento con el actual gobernador Miguel Ángel Yunes Linares: en campaña se abocó para la resolución, dijo que haría lo posible en la administración, que su preocupación es dar respuesta a las familias y que ya no se den situaciones de esta índole”.