Pese a que el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador ha confirmado que Pemex no invertirá en proyectos de exploración en aguas profundas, la agencia Reuters reportó que la petrolera mexicana estaría comprometiendo 106 millones de dólares para la búsqueda del hidrocarburo en la zona conocida como Cinturón Plegado Perdido

Ciudad de México.- Petróleos Mexicanos (Pemex) desarrolla un proyecto de exploración de aguas profundas, contrario a lo que confirmaron Alberto Velázquez, director de finanzas de la empresa estatal, y Ulises Hernández Romano, director de Recursos Reservas y Asociaciones de Pemex Exploración y Producción, durante el Congreso Mexicano del Petróleo, en Guanajuato.

La petrolera mexicana estaría comprometiendo un gasto de 106 millones de dólares por un plazo de 4 años -hasta 2021- para la búsqueda del hidrocarburo en aguas profundas, según reportó la agencia Reuters.

El reporte destacó que Pemex consiguió la aprobación de un regulador a finales del mes de mayo para perforar un pozo de 3,000 metros en la superficie del mar en la zona conocida como Cinturón Plegado Perdido, frente a las costas de Tamaulipas, en el Golfo de México. La subasta habría sido ganada por la empresa meses antes de la elección del Presidente Andrés Manuel López Obrador, citó la agencia.

En el Cinturón Plegado Perdido los productores estadounidense logran la extracción de aproximadamente 2 millones de barriles por día, citó Reuters.

El anuncio del plan de Pemex se dio casi dos semanas después de que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) presentará el 18 de junio el plan de desarrollo y explotación del campo Ixachi, el sexto de los 20 nuevos proyectos petroleros de Pemex.

En el plan de desarrollo de Ixachi se invertirán un total de 6,404 millones de dólares, de ellos el 86.95 por ciento será para el desarrollo del propio campo, un 10.40 por ciento para la construcción de instalaciones y un 2.65 para el abandono del campo.

Hasta el momento la empresa no ha dado a conocer el plan y no contestó al cuestionamiento expreso de la agencia Reuters, sin embargo el medio previó que hacia finales del mes de julio el Presidente López Obrador de a conocer un nuevo plan de negocios para Pemex.

¿QUÉ PASARÍA?

Alma América Porres, miembro de la CNH, entrevistada por la agencia destacó que en caso de que la empresa desarrolle un pozo en aguas profundas “definitivamente” tendría que contratar a otra petrolera para el desarrollo tecnológico de la infraestructura.

De acuerdo con Reuters, el proyecto Trion es el más avanzado en el tema de exploración de aguas profundas realizado por Pemex y BHP Group.

Marco Cota, ex director de exploración y producción de la Secretaría de Energía y quien ahora se desempeña como asesor de petroleras, dijo a la agencia que observa que la empresa tiene las “opciones abiertas”.

Porres expresó que de realizarse la exploración en el “Cinturón”, sería una muestra de que Pemex no se cierra a realizar nuevos proyectos en aguas profundas con la ejecución de farmouts (asociaciones con empresas privadas) para extraer petróleo de difícil acceso.

Cota destacó que el gobierno busca agotar todas las vías que permitan el rescate de la petrolera por su propio pie. Sin embargo, este plan se contrapone a la presión de las agencias calificadoras y la industria, quienes exigen que el Gobierno de López Obrador tome otro rumbo para la petrolera.

Un ejecutivo petrolero basado en México expuso, en condición de anonimato a Reuters, que observa que a medida que pase el tiempo se confirmará que las asociaciones existentes “están funcionando”.

NO INVERSIÓN EN AGUAS PROFUNDAS

Dos funcionarios de Pemex, Alberto Velázquez y Ulises Hernández Romano, afirmaron que Pemex no invertirá en proyectos de exploración en aguas profundas durante la actual administración del Presidente Andrés Manuel López Obrador, y se limitará a desarrollos en aguas someras y de tierra firme.

Velázquez agregó que, en el corto plazo, Pemex espera contar con las métricas necesarias para mejorar su calificación crediticia. Esto luego que hace unas semanas las agencias calificadoras Fitch Ratings y Moody´s, bajaron la nota de la empresa.

Explicaron que la paraestatal se estará enfocando principalmente en la explotación y desarrollo de 22 pozos cuya inversión distribuida en aproximadamente 4 años será de 100 mil millones de pesos.

Las cancelaciones han sido mal vistas por algunos comisionados de la CNH, quienes han dicho que Pemex debería aprovechar los instrumentos que tiene a la mano, como las asociaciones, para fortalecerse y poder cumplir con la meta gubernamental de elevar su producción de crudo.

Por su parte, Hernández Romano explicó que la petrolera viene de un tiempo en el que hubo baja inversión en exploración y producción, lo que ha provocado que ésta venga disminuyendo, así como las reservas. Esto hace, dijo, que se replantee la estrategia y replantear el enfoque de las inversiones.

Reconoció que la empresa productiva del estado tiene un rezago en el inicio de nuevos desarrollos, por lo que es fundamental impulsar los descubrimientos que se hicieron durante los últimos 3 o 4 años y que habían estado en espera de inversiones.