I. BOMBA

En Candela, al alcalde Amador Garza le está por explotar una bomba en la Fiscalía Anticorrupción, de Jesús H. Flores. La cuestión es que entre la población candelense ya es tema de todos los días la “casota” que Garza está construyendo desde hace algunos meses. Los que le tejen bien la hebra de la grilla regional, insisten en que se debe revisar la forma en que este funcionario sacó préstamos en el Banco Famsa para un grupo de empleados de su “confianza” y cómo se utilizó ese dinero. Casualmente, a esos mismos empleados ahora les subió el salario entre un 16 y un 53 por ciento.

II. AL QUITE

Los que salieron al quite fueron los encargados de despacho de Sedatu, liderados por Liliana Aguilar, pues juran y perjuran que en Coahuila sí hubo presupuesto para mejoramiento urbano, sólo que en la segunda etapa no se contempló a Coahuila porque desde la primera fase ya se había incluido a Acuña y Piedras Negras con más de mil millones de pesos. Esto se aplicó en obras que incluso ya están a semanas de concluir. Veremos y diremos.

III. INOPERANCIA

No todo es miel sobre hojuelas en la 4T que comanda el súper delegado Reyes Flores en Coahuila. Se sabe que han surgido muchas quejas en contra de los microcréditos a empresarios que se están otorgando ante los efectos que ha tenido la emergencia sanitaria. Algunos ipecos aseguran que tal ayuda es puro cuento, otros que el procedimiento no es claro. Para acabarla de amolar, quien se supone que es el coordinador estatal de ese programa, o seáse, Mario González, no contesta llamadas ni aclara la avalancha de dudas que está surgiendo.

IV. SUPERVISIÓN

or cierto, el representante de la golpeada 4T anda metido de lleno en el tema de la pandemia. Esta semana el funcionario federal se internó en La Laguna, específicamente para supervisar avances en llegada de insumos para los hospitales del IMSS e ISSSTE y le tocó entregar dos ambulancias especiales para pacientes con este coronavirus. Dicen que esta semana se reportará en el Centro y Norte del Estado en la siempre difícil tarea de supervisar que todo camine bien.

V. ATENCIÓN

El que encontró esquemas para mantener atención a los usuarios de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila durante la contingencia, es su titular Hugo Morales. Recibe quejas presenciales, promueve la recepción de quejas digitales y telefónicas, además hace recorridos aleatorios en los filtros de Sanidad. Hay quienes también destacan que tan solo en lo que va del año ha promovido tres acciones de inconstitucionalidad ante el Tribunal Superior. Veremos si sigue el paso.

VI. BANCOS

La Sedena ya está lista para arrancar en esta primera etapa la construcción de seis bancos Bienestar en la entidad, que con todo y pandemia arrancarán en Arteaga, Monclova, Frontera, Sabinas, Francisco I. Madero y Castaños. Dicen que lo mejor de este tema es que en cuestión de semanas anunciarán al menos otras10 sucursales más en otros puntos del estado. Se supone que esta institución, además de operar como los otros bancos, buscará dispersar los recursos de los programas sociales.

VII. PRIVILEGIO I

Esta semana que finalizó siguió  la novela que en Piedras Negras se ha hecho llamar “El Privilegio de Informar”, que tiene como reparto protagónico al Ayuntamiento de Piedras Negras que encabeza Claudio Bres y a la Jurisdicción Sanitaria número 1 de la Secretaria de Salud, que tiene al timón al dentista Hermilo Rodríguez. Y es que ninguno de los dos se aguanta las ganas de informar antes que el otro los pormenores por el COVID-19 en esa frontera, con todo y que la Secretaría de Salud emite dos reportes diarios y que además hay un vocero, que es Roberto Bernal.

VIII. PRIVILEGIO II

Lo anterior no importa a los protagonistas y cada uno por su propio bando se disputa el privilegio de informar antes, lo que ya agarró un tinte personal por la mala relación qué hay entre Bres y Rodríguez. No se sabe es cuál de todos los finales escritos se dará. ¿Saldrá el Jefe de la Jurisdicción de su puesto como tapón de sidra? ¿Le estirarán a Bres las orejas desde Palacio Nacional? Veremos en que acaba esto, y mientras, los nigropetenses no pierden detalle de este drama fronterizo.

IX. PERMISOS

En San Buena, donde manda Gladys Ayala, la asociación ganadera que maneja la exposición durante la Feria en ese municipio, puso el grito en el cielo ante la posibilidad de que se discuta el aplazamiento o la suspensión de esa actividad. La agrupación se embolsa hasta 1 millón de pesos sólo por los permisos de restaurant, venta de bebidas, pabellones, etcétera, más lo que se acumule. Los desconfiados dicen que debe revisarse si esa lana entre a los registros de la asociación, pues ya a más de uno de los socios dicen que no ven claro respecto a ese tema.

Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx

Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx