El peridista Diego Enrique Osorno. Foto aristeguinoticias.com
En este el libro, que no está autorizado por Slim, Osorno compara a sus tres hijos, que hoy llevan la mayor parte de sus negocios.

Ayer se presentó el libro Slim, biografía política del empresario mexicano Carlos Slim, considerado el más rico de mundo, misma que busca mostrar cómo el hombre que nació en la Ciudad de México navegó por el mundo político nacional, y se convirtió en un magnate global de las telecomunicaciones, en un país donde casi la mitad de la población vive en la pobreza.

Su autor es, Diego Enrique Osorno, un exreportero de la guerra contra el narco para un diario mexicano, trabajó más de siete años en este libro que incluye tres entrevistas recientes con el empresario de las telecomunicaciones.

En este el libro, que no está autorizado por Slim, Osorno compara a sus tres hijos, que hoy llevan la mayor parte de sus negocios.

Lea más: Trump llama estúpidos a los votantes de Iowa en acto electoral

El más joven es Patrick, es caótico devoto católico que financió en parte un filme acerca de la Guerra Cristera de 1920 entre el Gobierno y la Iglesia Católica. También formó parte de un grupo que trató de iniciar un partido político conservador.

Por contraste, Carlos, el mayor es conocido por su afición a la Fórmula Uno, gusta obsequiar una novela acerca del asesinato en México, en 1940, del revolucionario comunista ruso Trotsky.

Lea más: Usar la computadora, tableta o celular no daña los ojos, afirma especialista

El yerno y portavoz de Slim, Arturo Elías, señaló el miércoles en entrevista que Carlos hijo regala muchos libros, particularmente el texto de autoayuda "Cómo suprimir las preocupaciones y disfrutar de la vida", de Dale Carnegie.

El hijo intermedio, Marco Antonio, presidente del consejo de Grupo Financiero Inbursa y miembro del consejo de BlackRock Inc, es el más discreto, y su padre alaba frecuentemente su inteligencia en las entrevistas, dijo Osorno.

Osorno realiza una crónica de la familia en la que cuenta que la fallecida esposa de Slim, Soumaya, era prima de los ex presidentes libaneses Bashir y Amin Gemayel, y cómo su padre llegó al país desde el Líbano para construir su propia fortuna.

A través de solicitudes de información, fue como logró obtener documentos sobre cómo Julián Slim, el hermano del empresario, interrogó a sospechosos de ser rebeldes izquierdistas para la ya desaparecida agencia de inteligencia nacional DFS.

Elías dijo que Julián Slim trabajó en el área jurídica de la DFS, pero que no sabía si estuvo involucrado en interrogatorios.

Osorno también relata los altibajos de la relación entre Slim y otros millonarios mexicanos, como el fallecido jefe de la cementera Cemex, Lorenzo Zambrano, y Emilio Azcárraga, del consorcio de medios Televisa.

Slim, de 75 años, se llevaba bien con ambos hasta que incursionaron en el mercado de telecomunicaciones. El gradual enrarecimiento de sus relaciones con Televisa culminó en el 2011 con el retiro de la publicidad de las empresas de Slim de sus señales de televisión.

El periodista Diego Enrique Osorno dará mañana una conferencia en las instalaciones del periódico Vanguardia a las 4:30 pm

Con Información de Reuters