Prevención. Para evitar más carambolas, especialista propone “rasguñar” el pavimento. / Archivo
Ante la presencia de hielo sobre puentes vehiculares, autoridades debieron cerrar los accesos con el objetivo de prevenir incidentes

Realizar mejoras en el asfalto e invertir en educación vial sería una solución para prevenir incidentes como la noche del martes en la que 43 autos participaron en una carambola sobre un puente vehicular.

Algunos puntos de la ciudad de Monterrey han recurrido a colocar otro tipo de pavimento en sus calles, el acabado rugoso permite a ciudadanos circular con mayor seguridad en situaciones de lluvia, informó un especialista en Ingeniería Civil y Tránsito consultado por VANGUARDIA.

La carambola en el puente de Nazario Ortiz y Periférico Luis Echeverría dejó daños superiores a los 2 millones de pesos que incluso con aplicar “rascado” en el pavimento con ayuda de una desvastadora de pavimento, podría prevenir que los autos se patinen.

Ante la presencia de hielo sobre puentes vehiculares y su acumulación sobre la carpeta asfáltica, autoridades debieron cerrar los accesos con el objetivo de prevenir incidentes, señaló el especialista.

Agregar una norma que especifique recarpetear con asfalto rugoso las zonas que por estadísticas más incidentes registren, o bien “rasguñar” sectores de los puentes para ayudar a la estabilidad de las llantas, podría servir de apoyo.

Al ser cuestionado sobre un estimado de tiempo para realizar estas acciones, el especialista señaló que en una noche si se trabaja en “rascar” tramos de uno o dos metros, se podrían realizar hasta cinco “rasguños” por día.