Foto: Vanguardia
Juan Carlos Guerra, diputado del PAN, presentó una iniciativa con la que podrían establecerse multas por incumplimiento

El Congreso del Estado evaluará la posibilidad de obligar a los dueños de casas abandonadas o deshabitadas a mantenerlas limpias y en caso de que no lo hagan, se podrían establecer multas por incumplimiento. Actualmente la Ley solo regula los predios baldíos.

Juan Carlos Guerra, diputado local del PAN, presentó una iniciativa de reforma al Código Financiero para los Municipios del Estado, con el objetivo de incorporar las casas deshabitadas o desocupadas como inmuebles susceptibles a ser objeto de obligación de limpieza.

“Importante es el aspecto relativo a concientizar a los propietarios de dichos lotes baldíos y casas deshabitadas, a fin de que atiendan sus propiedades, pues dotar a los Gobiernos Municipales de instrumentos normativos que involucren una sanción contundente por el incumplimiento a dichos preceptos, consecuentemente generará una mejor sociedad y una mayor calidad de vida”, dijo Guerra.

Explicó que con la reforma se busca que los propietarios de casas deshabitadas o desocupadas sean los primeros responsables de limpiar esas propiedades y que cuando no lo hagan, el municipio asuma la tarea y cobre al dueño una tarifa por metro cuadrado.

“Por ejemplo en la colonia Mirasierra hay muchísimos vecinos que se quejan no de terrenos baldíos, porque esos sí están contemplados en la Ley, sino que se quejaban de casas abandonadas sin ventanas, sin puertas, donde tiran perros muertos o donde se drogan los jóvenes, tiran basura. Es necesario incluir esas casas en la Ley, hay que promover la limpieza”, dijo.

Juan Carlos Guerra, diputado del PAN en Coahuila / Foto: Archivo

La propuesta plantea además establecer multas susceptibles a ser aplicadas en un rango de tres a seis tantos los derechos que correspondan pagar, así como establecer los derechos que se cobran por metro cuadrado para que el municipio desmonte, desyerbe o limpie en sustitución del propietario o poseedor del inmueble.

“No sé cuánto se cobra, pero es muy bajo, le sale más caro al municipio que lo que cobra, hay que ajustar esas cuotas y que sea real. Una iniciativa de este tipo requiere que yo mande un escrito a todos los municipios y que en dos semanas ellos nutran esta propuesta, no es lo mismo para Torreón o Saltillo, que para Ocampo”, concluyó.