Foto: Archivo
El presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad en la Región Sureste de Coahuila, Armando Gutiérrez González, consideró que es grave el problema de prostitución clandestina en la ciudad.

El presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad en la Región Sureste de Coahuila, Armando Gutiérrez González, consideró que es grave el problema de prostitución clandestina en la ciudad, incluyendo el primer cuadro, dijo que en parte esta actividad se lleva a cabo debido a la pobreza y falta de empleo.

“Es un problema añejo, un problema de muchos años que nosotros lo hemos señalado constantemente, pero es un problema que no se puede erradicar porque no puedes detener a cualquier persona presumiendo, hombre o mujer, que se dedica a la prostitución”, comentó Gutiérrez González.

El comerciante quien tiene su negocio a unos pasos de la Plaza Manuel Acuña, en el centro de Saltillo, comentó que en esta zona de la ciudad hay los hoteles que operan como moteles de paso en los que se lleva a cabo esta actividad.

Armando Gutiérrez recordó que hace años una de las estrategias que seguía la policía era colocar elementos encubiertos en los accesos a estos establecimientos de hospedaje, “sería una buena opción porque a la hora que entra el parroquiano acompañado de la prostituta, ya los cuestiona por qué van a entrar”, declaró el entrevistado.

“Es grave el problema porque hay mucha pobreza, eso genera la prostitución. En México cada día hay más pobres y necesitamos erradicarlo, necesitamos que el Gobierno, sobre todo el Federal, a través de Desarrollo Social trate de combatir la pobreza extrema que tenemos en el país”, agregó el presidente de este consejo ciudadano.

Gutiérrez González señaló la Plaza Manuel Acuña como uno de los sitios a donde confluyen las personas que ofrecen estos servicios sexuales, aunque también reconoció que es complicada su detención debido a que se mezclan entre la actividad cotidiana que hay en ese punto de la ciudad.

Hace un par de semanas VANGUARDIA dio a conocer que una menor de edad, llamada “Amy” se prostituía en la plaza Manuel Acuña, acompañada de otras cuatro adolescentes; la chica ya fue canalizada al Cesame.