En esta fotografía del 14 de febrero de 2019, se muestra una pickup Ram 2500 en exhibición durante el International Auto Show de Pittsburgh. Foto: AP
Debido a la huelga del sindicato United Auto Workers que interrumpió la producción de General Motors, la Ram probablemente superará a la Silverado durante todo el año por primera ocasión, de acuerdo con expertos de ventas de automóviles.

La pickup Ram de Fiat Chrysler desbancó a la Chevrolet Silverado de General Motors como el segundo vehículo de mayor venta en Estados Unidos durante los primeros nueve meses del año.

Debido a la huelga del sindicato United Auto Workers que interrumpió la producción de General Motors, la Ram probablemente superará a la Silverado durante todo el año por primera ocasión, de acuerdo con expertos de ventas de automóviles.

A fines de septiembre, la Ram tenía una ventaja de aproximadamente 52,000 vehículos, según cifras de ventas de la compañía. En lo que va del año, los consumidores estadounidenses adquirieron 461,115 camionetas Ram, que representó un aumento del 23% respecto al mismo periodo del año pasado. GM vendió 409,316 de sus Silverado durante los primeros nueve meses, una caída de 3.6% en comparación con el año anterior.

La F-Series de Ford siguió como el vehículo más popular de Estados Unidos con 665,574 pickups vendidas hasta septiembre, aunque representó una disminución del 2.4% respecto al año pasado.

Las pickups grandes de las tres automotrices tradicionales de Detroit generalmente son los vehículos más vendidos de Estados Unidos, que ama las pickups. Aunque los lugares cambian a veces de forma mensual, generalmente Ford es el ganador, seguida por la Silverado y la Ram.

Pero alrededor de 49,000 trabajadores sindicalizados de GM, incluidos aquellos que ensamblan camionetas para carga ligera y pesada, se declararon en huelga el 16 de septiembre, interrumpiendo la producción de pickups en las plantas de Fort Wayne, Indiana, y Flint, Michigan. La semana pasada una fábrica de camionetas en Silao, México, tuvo que cerrar debido a la escasez de autopartes ocasionada por la huelga, lo que detuvo toda la producción de pickups de GM.

Ambas partes de la disputa contractual están intercambiando propuestas, pero no se vislumbra un fin para la huelga.

Al ritmo actual, no parece probable que la Silverado pueda compensar las ventas que necesita para superar a la pickup Ram”, comentó Zo Rahim, gerente de economía y análisis de la industria para Cox Automotive.

GM dijo que las ventas de sus pickups bajaron este año porque agotó su inventario mientras cambiaba de plantas para las nuevas versiones de sus modelos de trabajo ligero y pesado. La compañía dijo que las ventas de la Silverado a compradores individuales son sólidas.