Esta bebida deberá ser tu preferida durante este verano

Para este punto del verano, muchos de nosotros sufrimos fatiga y no podemos soportar otro trago de vino tinto plano o espumoso. Pero esto no quiere decir que optes todavía por el blanco, pues también puedes probar vino tinto frío para mejorar el sabor de la bebida.

Te puede interesar

“Enfriando el vino lo vuelve más refrescante y crujiente” dice Pat Henderson, jefe enólogo de Kenwood Vineyards.

Otra razón para beber vino tinto en el verano es que es ideal para comidas al aire libre. “Vinos tintos de cuerpo ligero como el zinfandel brinda un gran sabor a la carne asada, especialmente cortes con alto contenido de grasa” asegura Handerson.

Por eso, para conseguir los resultados más exquisitos, recomendamos los siguientes pasos para preparar el mejor vino tinto.

1
Escoge el vino adecuado
No todas las variedades son ideales para enfriarse. Poniendo un cabernet sauvignon o malbec en el refrigerador puede hacer taninos se aprieten y dejen un vino muy amargo. En su lugar, Henderson recomienda tintos frutales como el pinot noir, gamay o zinfandel dulce.
2
Que no esté tan frío
“Siempre a un malentendido que los vinos tintos deben ser servido a temperatura ambiente” dice Henderson “Al mismo tiempo, tener un vino tinto demasiado frío le quita mucho de su sabor”. La temperatura adecuada para el vino es de 14 a 15 grados Celsius.
3
Al tiempo justo
Para conocer el punto exacto, Henderson recomienda enfriar el vino tinto en un refrigerador por 20 minutos antes de servir. Así se no se enfría demasiado y se arriesga a perder su aroma. Para esto, también es bueno colocarlo en una cubeta con hielo durante cuatro a cinco minutos cuando lleves el vino a una fiesta.
4
Mantenlo fresco
Si no se limpia la botella, Henderson insta utilizar una bomba de vacío, lo cual mantendrá el sabor de la bebida por otros dos o tres días más. Otras opción es servir el vino en una botella de 375 mililitros, sellarlo, y luego enfriarlo.

Con información de Shape.com