Archivo
Para el activista, es un mito que el reciclaje va a resolver el problema de la contaminación. En cambio, dijo que lo necesario es repensar el modelo de consumo.

Miguel Rivas Soto, Coordinador de campañas de océanos de Greenpeace y doctor en Ciencias Biológicas por el Instituto de Ecología de la UNAM, comentó que hoy en día reciclar no debe ser la primera opción sino se debe apostar por reducir los plásticos.

Para el activista, es un mito que el reciclaje va a resolver el problema de la contaminación. En cambio, dijo que lo necesario es repensar el modelo de consumo. “No hay mejor residuo que el que no se genera”, mencionó.

Rivas Soto participó en el panel “Plástico, ¿soluciones a un problema?” del Encuentro de Biodiversidad y Desarrollo Sostenible en La Laguna (Biodiversa) desarrollado en el Tecnológico de Monterrey Campus Laguna, donde también sostuvo que el tema del reciclaje es un discurso de la industria y por ese motivo se debe legislar.

“En más de 10 estados hay una legislación en torno al plástico. Se necesita acabar con los plásticos de un solo uso. La industria tiene la tarea de innovar. Tiene que haber un cambio de la industria, igual que del gobierno”, detalló.

En ese sentido, el especialista criticó a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) sobre la campaña contra el uso del popote. “Esperaría algo más que una campaña”, apuntó.

Refirió que el problema de los plásticos va más allá de los popotes, pues precisó que el 48% de los plásticos que se producen en México, son plásticos destinados a empacar, envasar o embalar.

Para Rivas Soto, es necesario hacer que consumir plástico sea mal visto, como cuando empezó a verse mal que se fumara en lugares cerrados.