Violencia. Ayer por la madrugada los vecinos de la calle Abel Quezada reportaron otra riña entre pandilleros y familiares del hombre asesinado. / Christopher Vanegas
A pesar de que se realizaron constantes recorridos de elementos policiacos en el sector, al filo de las 02:30 de la madrugada se reportó una riña entre pandilleros

Después del asesinato de un hombre justo en la noche del Día del Padre, la violencia entre pandillas del sector se desató: la tarde del lunes fue incendiada la casa del presunto homicida, y la noche del martes los vecinos reportaron otro enfrentamiento.

Tal parece ser que esta guerra campal parece no tener fin. Los elementos policiacos recibieron el reporte de una riña campal en la calle Abel Quezada durante la madrugada, presuntamente entre la pandilla del asesino y los vecinos y familiares de la víctima, Oziel Balderas Sánchez.

El reporte también informó que se presentó un incendio en el domicilio del occiso, sin embargo, eso se descartó.

A pesar de que se realizaron constantes recorridos de elementos policiacos en el sector, al filo de las 02:30 de la madrugada se reportó una riña entre pandilleros.

Pese a la rapidez de las autoridades no se logró detener a ninguno de los rijosos, pero vecinos del sector aseguran que hubo una riña y piden a las autoridades hagan algo para calmar la situación, ya que  comentan que esto provoca que el sector sea más inseguro.

Las autoridades volvieron a retomar los recorridos de prevención por el lugar para evitar más actos de violencia. También trascendió que hubo amenazas hacia la familia que velaba a la víctima en una capilla de la calle Pérez Treviño, pero no pasó a mayores.

Ojo por ojo. La casa de Daniel (presunto homicida) fue incendiada. / Christopher Vanegas

Sí fue por un perro
Mientras tanto, el responsable del homicidio, identificado como Daniel, de 21 años, sigue asegurado y el Ministerio Público está solicitando la orden de aprehensión en su contra. Se le detuvo por otro delito, que es el de portación de arma blanca.

Primero tendrá que cumplir su arresto de 48 horas, posteriormente será llevado a declarar en torno a los lamentables hechos que ocurrieron la noche del 17 de junio.

Según las investigaciones, Daniel se encontraba reunido con unas amigas en plena vía pública cuando un perro que aún se desconoce de la raza y color, asustó a sus “invitadas”. Él se fue en busca del can y al primero que vio lo agredió a patadas, por lo que los dueños, Oziel Balderas Sánchez, de 53 años, y su hijo, salieron de casa a defender a la mascota.

Pero Daniel sacó un machete con el que reclamó que el perro había mordido a varias personas, situación que no se comprobó. Así se armó el pleito en el que padre e hijo fueron macheteados y el señor falleció.

Hasta el cierre de esta edición aún no se dio a conocer si la orden de aprehensión en contra del presunto homicida fue cumplimentada.

VIOLENTAS VENGANZAS:
-El 14 de agosto de 2017 pandilleros de la colonia La Palma incendiaron 2 viviendas para vengar la muerte de “El Rolly”, quien falleció de un balazo cuando allanó un domicilio.
-El 8 de septiembre en la colonia Bellavista, familiares de José Blas Alvarado incendiaron la casa de los papás de Carlos Alejandro Reyna, alias “El Borolas”, quien lo asesinó un día antes.