ARCHIVO
El líder sindical añadió que en los próximos días regresará paulatinamente el 40 por ciento de los trabajadores que habían suspendido actividades por pertenecer a la población en riesgo

La situación dentro de los hospitales del ISSSTE en Coahuila se vuelve complicada ante la falta de insumos para afrontar al COVID-19, al grado de que tres médicos han renunciado y más de 30 trabajadores se han contagiado, denunció el Sindicato de esta institución.

Ricardo Muro, secretario general de la Sección 11 del Sindicato del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, aseguró que los médicos decidieron irse por miedo y la falta de insumos para combatir la pandemia.

“Nos renunciaron tres médicos que fueron contratados para COVID-19. Sí son muchos porque ahora no se consiguen”, aseguró Muro. 

El representante sindical denunció que el área COVID-19 actualmente está saturada por lo que el área de urgencias del también nombrado Hospital General de Saltillo que pertenece a esta institución, se tuvo que habilitar para dar ingreso a más pacientes.

“Queremos ser escuchados. Estamos saturados en los hospital es de Coahuila. El hospital de Saltillo tiene 22 pacientes, siete abajo (urgencias). Hemos viajado por todo el estado y hemos presenciados la situación. Las autoridades dicen una cosa, pero la realidad es otra. Nos faltan insumos para cada trabajador”, señaló.

Muro mencionó que ya se la ha pedido a la delegación de manera escrita las peticiones que le hacen llegar a los afiliados sin haber respuesta.

“Nos faltan ventiladores, guantes, nos falta personal de limpieza, asegurar a los vigilantes que no tienen seguro médico”, afirmó.

El líder sindical añadió que en los próximos días regresará paulatinamente el 40 por ciento de los trabajadores que habían suspendido actividades por pertenecer a la población en riesgo, por lo que la situación se agravaría.

Christian Martínez

A los 25 años fundó su revista cultura independiente “La Negra Plata” proyecto ganador del PACM y C y publicó su primer libro literario a los 27, titulado “Crónica de un Salto”. Actualmente cubre las fuentes relacionadas con el Sistemas de Salud y sus variantes, las diversas manifestaciones religiosas que hay en la región  y el consumo de drogas entre la población. Lleva trabajando como reportero 3 años. Es licenciado en Letras Españolas y de Administración de Empresas por la Universidad Autónoma de Coahuila.