Más de 300 brigadistas están combatiendo el fuego. Omar saucedo/Héctor García/Cuartoscuro/EFE
Lugareños aseguran que el martes reportaron el incendio desde las 13:00 horas, pero los brigadistas llegaron tres horas después

Ayer por la mañana, pobladores de San Rafael, una de las comunidades más afectadas por el fuego, exigieron pasar a ver sus propiedades y animales; sin embargo, elementos policiacos ubicados en el filtro en la carretera a Los Lirios impidieron el paso debido al riesgo, pues aún se desconocía el estado de los daños en la zona.

Entre incertidumbre y sentimientos de desesperación, decenas de habitantes se hicieron de palabras argumentando que ya no había fuego, que querían saber qué pasó con su patrimonio y que había al menos tres personas resguardadas en el lugar.

Los agentes de la Policía Estatal y Policía Civil de Coahuila explicaron que tenían órdenes de impedir el tránsito salvo a brigadistas y elementos de apoyo de las diversas corporaciones municipales, estatales y asociaciones de combate al fuego.

“Se evitó la entrada hasta no conocer todo el perímetro completo en el sobrevuelo, pero ya que se tiene el perímetro con los sobrevuelos que se han dado”, aclaró el mandatario estatal.

Fue hasta horas después cuando algunas personas pudieron ingresar, en compañía de elementos de seguridad y Protección Civil, para colaborar en el cuidado de sus terrenos y propiedades.

‘RESCATISTAS LLEGARON TARDE’

Los habitantes expresaron que antes de las 13:00 horas del martes dieron aviso del incendio a las autoridades, pero que las brigadas acudieron hasta las 16:00 horas.

“La ayuda llegó después de las cuatro de la tarde, cuando ya todo se había incendiado, brincaba la lumbre y saltó del otro lado de la sierra. Nosotros somos de San Rafael, en San Rafael no quedó nada, no nos dejaban pasar”, dijo una de las habitantes.

“Hubo tiempo de que nos apoyaran y no nos apoyaron. Nos dejaron morir. Se les habló temprano, pero las autoridades llegaron tarde, como a las cuatro o cinco, y reportamos desde antes de la una”, criticó otra habitante.

“Vamos a ver qué quedó, tenemos animales también”, señaló otro de los habitantes.

DARÁN APOYOS A QUIENES PERDIERON SU PATRIMONIO

Los habitantes de las comunidades arrasadas por el incendio en la sierra de Arteaga recibirán apoyo por parte del Gobierno del Estado para reponer viviendas y algunas pertenencias, luego de que estos pobladores fueron evacuados el martes y ayer exigían pasar a ver la condición de sus propiedades.

“Una vez evaluados los daños de los pobladores, de quienes viven aquí en las comunidades afectadas por el fuego, vamos a definir mecanismos de ayuda y de apoyo para reposición de algunas de sus pertenencias y sobre todo de sus cabañitas o viviendas, no estoy hablando de las recreativas, sino de quienes viven ahí”, informó el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís durante la entrega de la plaza en el ejido Huachichil.