Foto: Sandra Gómez
Una gran cantidad de basura y desechos de restaurantes son arrojados al drenaje, lo cual está provocando un serio problema de surgimiento de aguas negras por los taponamientos que se han generado en las tuberías.

Torreón, Coahuila.- La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) Laguna, inició hoy el programa "Brigada de Negocio Cumplido", que tiene como objetivo que los establecimientos de venta de comida eviten descargar grasas y aceites a la red de drenaje.

El presidente del organismo, Carlos Fink, informó que personal del Simas Torreón estará periódicamente revisando el sistema de alcantarillado cuidando que no se provoquen obstrucciones y daños en la operación del mismo, en tanto que la dirección de Medio Ambiente exigirá la colocación de trampas.

El gerente del Simas Torreón, Xavier Herrera Arroyo y el representante de los restauranteros, firmaron un convenio que da la oportunidad a los empresarios para que reciban asesoría y apoyo técnico gratuito en la implementación de medidas necesarias para el manejo de los desechos.

Se resaltó la necesidad de cuidar lo que se arroja al drenaje sanitario por parte no solo de los restauranteros, sino de todos los usuarios, por lo que es importante asumir el compromiso de instalar trampas en el drenaje para el manejo de las grasas.

Foto: Sandra Gómez

Una gran cantidad de basura y desechos de restaurantes son arrojados al drenaje, lo cual está provocando un serio problema de surgimiento de aguas negras por los taponamientos que se han generado en las tuberías.

El Simas trabajará paralelamente en el problema al tiempo que mantiene un operativo de limpieza de drenes en el cual ya hay avances considerables, indicó Herrera Arroyo.

Destacó que los taponamientos siempre se generan muy cerca de los restaurantes que se deshacen de grandes cantidades de grasa, de tal manera que desde que se comenzó a generar la aplicación de multas, se empezó a contar con la disposición de los restauranteros para terminar con el problema.

Por lo pronto se está realizando el desazolve de las tuberías subterráneas con las unidades Vactor, así como la limpieza de drenajes para evitar mayores problemas.

El presidente de la Canirac señaló que esta será en primera instancia, una forma de sensibilizar a los restauranteros de dar cumplimiento a la reglamentación sanitaria municipal y evitar las sanciones que pueden llegar a la clausura de los negocios.