En esta foto de archivo del martes 26 de febrero de 2019, un hombre sostiene el nuevo teléfono inteligente 5G plegable Huawei Mate X durante el show inalámbrico Mobile World Congress, en Barcelona, España Foto: AP
Ambas empresas británicas se unen así al veto de otros grandes operadores de telefonía del mundo, que han dado la espalda a Huawei.

Las compañías británicas de telefonía móvil Vodafone y EE retirarán sus móviles Huawei de sus redes 5G debido a que la matriz de Google, Alphabet, rompió relaciones comerciales con el gigante chino siguiendo un mandato del Gobierno de Estados Unidos.

Ambas empresas británicas se unen así al veto de otros grandes operadores de telefonía del mundo, que han dado la espalda a Huawei tras la decisión de las empresas tecnológicas de EU de dejar de suministrarle tecnología para cumplir con la orden del presidente, Donald Trump.

"Estamos paralizando los pedidos del Huawei Mate 20X 5G en el Reino Unido", confirmó hoy Vodafone en un escueto comunicado de prensa.

En la nota, la compañía británica explicó que esa decisión es "una medida temporal mientras haya incertidumbre respecto a los nuevos teléfonos Huawei 5G".

Vodafone agregó que mantendrá "esta situación bajo revisión".

Por su parte, EE adoptó una medida similar al "paralizar" la venta del modelo Huawei 5G por las tensiones entre Estados Unidos y la empresa china.

El consejero delegado de EE, Marc Allera, declaró que la compañía no reactivará las ventas de los dispositivos de Huawei hasta tener "toda la información y confianza", así como "la seguridad a largo plazo", de que sus clientes, si compran esos móviles Huawei, van a recibir soporte.

No obstante, EE sí continuará usando Huawei, junto con Ericsson, para los equipamientos de radio en su red 5G pese al debate político generado.

EE será la primera compañía en el Reino Unido que lanzará la red móvil de alta velocidad 5G.

La decisión de prescindir de los móviles fabricados por la compañía china se produce después de que Google confirmara que cumplirá con un mandato del Gobierno estadounidense que obliga a las empresas norteamericanas a dejar de comerciar con Huawei.

El veto implica que Google dejará de suministrar su sistema operativo Android -del que se nutren los dispositivos Huawei- para los nuevos móviles de la empresa china, aunque sí continuará dando respaldo a los aparatos ya en venta.