Foto: Especial
La revocación de mandato es una estrategia de Morena para impulsar la reelección o ampliación de mandato del Presidente de la República en 2024 y con ello perpetuarse en el poder, dice el líder panista

Ciudad de México. La revocación de mandato, mal utilizada, puede traer gobiernos menos eficientes e irresponsables, que apuesten por construir clientelas electorales, “es un traje a la medida que Morena quiere hacer al presidente”, aseguró el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza.

En un comunicado señaló que en tiempos de un gobierno centralista, autoritario y con la conformación de amplias clientelas electorales, la revocación de mandato es una estrategia de Morena para impulsar la reelección o ampliación de mandato del Presidente de la República en 2024 y con ello perpetuarse en el poder.

Morena, al contar con mayoría parlamentaria, puede abusar y modificar en cualquier momento de la legislación secundaria a su antojo, como ocurrió en el caso de la Guardia Nacional, que fue fraude a la ley porque todas las fuerzas políticas apoyaron, pero con la condición de ser dirigida por un civil y no por un militar en activo.

Advirtió que la revocación de mandato puede convertirse en la peor herramienta de manipulación ciudadana y de abuso de poder; pudiendo generar graves daños para el futuro del país y la democracia, “no podemos darle una herramienta supuestamente democrática a un gobierno centralista, populista y antidemocrático, para que sea mal empleado”.

Recordó que de los 70 países con sistema presidencial como el de México, solo tres contemplan la figura de revocación de mandato, Bolivia, Ecuador y Venezuela y dos de ellos, Venezuela y Bolivia, la han usado para justificar la reelección de sus mandatarios.