Archivo
Acusa a juez de prestarse a supuesta venganza

CANCÚN, QR.-  El exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, se declaró víctima de una presunta persecución política, esto frente al juez de control que lo vinculó a proceso recientemente, y a quien acusó de prestarse a la supuesta venganza que -dijo- encabeza el actual mandatario estatal, Carlos Joaquín González, en agravio suyo y de su familia.

“Quiero manifestar y declararme, una vez más, perseguido político y preso político del gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, quien en el uso y abuso de su poder como titular del Poder Ejecutivo, ha emprendido desde el inicio de su gestión, una persecución en mi contra y en contra de mi familia”, expresó Borge Angulo, quien se dijo “un ciudadano recto”, que “nunca le falló al pueblo” y quien negó ser “un delincuente”.

Borge Angulo es recordado en el estado por su gestión autoritaria y confrontativa con la oposición; consecuente con el despojo institucional de tierras y la venta de patrimonio territorial a precios subvaluados que inició con su antecesor, Félix González Canto -de acuerdo con organizaciones civiles y denuncias presentadas ante la entonces Procuraduría General de la República (PGR)- así como por los altos niveles de impunidad que registraba la entidad y por perseguir a las voces críticas a su gestión, dentro de la política, la academia y la prensa.

El pasado 13 de noviembre se reanudó la audiencia inicial, pública, en un juzgado de Chetumal, vía videoconferencia.

Desde el penal en donde se encuentra recluido, en Morelos, Borge fijó su postura sobre las imputaciones hechas por la Fiscalía estatal Anticorrupción, dentro de la carpeta administrativa 154/ 2017, por la probable adjudicación indebida de cinco concesiones para la renta de carritos de golf en el municipio de Isla Mujeres y por el no haber cobrado los derechos correspondientes.

El exejecutivo estatal reprochó que la presunta persecución, se extendió “en agravio de mi señora madre, Rosa Yolanda Angulo Castilla, de 76 años, quien cuenta con una orden de aprehensión derivada de una denuncia hecha por la Fiscalía General del estado, a través de su fiscalista (sic) Anticorrupción”.

Bajo la premisa de que su mamá no era, ni ha sido funcionaria pública, Borge afirmó que el delito de peculado que le imputa la Fiscalía, es improcedente y -en su opinión- demuestra que la institución no actúa con independencia, sino por consigna.

LOS DATOS

5 concesiones para renta de carritos de golf mantienen en juicio a Borge.

Carlos Joaquín González ha emprendido acciones en mi contra y en contra de mi familia, dijo el exgobernador.