Foto: Especial
El Gobierno federal lo investiga por la presunta triangulaciones de fondos públicos que ascienden a tres mil 500 millones de pesos

Rodrigo Medina de la Cruz, ex Gobernador del Partido Revolucionario Institucional en Nuevo León, fue captado el día de ayer a bordo de un crucero en Puerto Montt, Chile, según reveló Reforma. Mientras, el Gobierno federal lo investiga por la presunta triangulaciones de fondos públicos que ascienden a tres mil 500 millones de pesos.

El diario publicó dos fotografías donde se muestra al ex mandatario relajándose a bordo del crucero Celebrity Eclipse. En una de las imágenes se observa en el casino de la embarcación. En otra, junto con su esposa, Gretta Salinas, y amigos sentados viendo hacia el mar.

Según la información, personas regiomontanas fueron quienes captaron a Medina de la Cruz el 25 de diciembre en uno de los bares del crucero que va desde Argentina a Uruguay y Chile.

El pasado 29 de diciembre, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) inició una investigación en contra del ex Gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, y algunos de sus familiares por realizar triangulaciones de fondos públicos que ascienden a tres mil 500 millones de pesos.

De acuerdo con dicho medio, la UIF confirmó que le sigue los pasos al ex priista por desviar recursos del erario a empresas y cuentas en Estados Unidos, ligadas a su padre, Humberto Medina Ainslie; su hermano, Alejandro Medina; y el coordinador de la bancada del PRI en el Congreso neoleonés, Francisco Cienfuegos.

Según fuentes cercanas a Reforma, otro nombre que suena fuerte en la UIF para ser indagado por el mismo delito, es el del empresario Gustavo Cavazos, quien es considerado el “constructor favorito” del mandato de Medina.

Por esta razón, el organismo presentó una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción de la FGR en contra del ex Gobernador de Nuevo León (2009-2015) y de otras ocho personas (incluidos su padre y hermano).

La dependencia había revelado el viernes que denunció a cuatro ex funcionarios, aunque no proporcionó nombres.

En agosto del año pasado, el ex Gobernador de Nuevo León libró los delitos de peculado y contra el patrimonio del estado que pesaban en su contra por el caso KIA Motors, con lo que se quedaba a un paso de estar totalmente absuelto.

Y de esa manera, tanto Rodrigo Medina como su sucesor, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, ganaron. El primero está libre, y el segundo se benefició con las promesas que hizo en campaña: se hizo Gobernador, aunque no hizo justicia. Rodríguez sería posteriormente candidato a la Presidencia de la República animado por los bonos que lo llevaron al Palacio en Nuevo León.

El 9 de agosto de 2016, Medina de la Cruz había sido acusado de supuestos apoyos para que la empresa surcoreana fabricante de automóviles, Kia Motors, estableciera su planta en la entidad entonces gobernada por Medina.

El monto equivalente a más de 3 mil millones de pesos, fue lo que valió a Medina la acusación por uso indebido de sus funciones. En el proceso llevado a cabo ese año, la Subprocuraduría Anticorrupción pidió también la vinculación a proceso por peculado y delitos contra el patrimonio del estado, pero el Juez consideró que no se acreditaba la participación de Medina de la Cruz en dichos delitos.