Vigilantes. Los Saraperos de Saltillo son un integrante más de los Comités Ciudadanos de Seguridad. CORTESÍA
El Club participará por la seguridad de Saltillo mediante grupos de WhatsApp y la App Saltillo Seguro

Los Comités Ciudadanos de Seguridad tienen un nuevo integrante.

El Club de Beisbol Saraperos de Saltillo se sumó a los grupos vituales de vigilancia en la ciudad, según se dio a conocer durante la reunión semanal de coordinación en la que participan Municipio, Estado, Federación, Ejército y Guardia Nacional.

Federico Fernández Montañez, dijo durante la reunión semanal de coordinación en la que participan Municipio, Estado, Federación, Ejércio y Guardia Nacional, que el Club participará por la seguridad de Saltillo mediante grupos de WhatsApp y la App Saltillo Seguro.

“A nosotros nos da mucho gusto ver cómo gente de todos los sectores de la ciudad se ha ido sumando a una política pública que debe su éxito precisamente a la suma de esfuerzos entre sociedad y gobierno.

A la fecha, dijo el Comisionado de Seguridad, suman 38 mil 693 saltillenses en los Comités de Seguridad, en los que se encuentran clubes deportivos, de servicios, comerciantes, empresarios, y vecinos de colonias y barrios de Saltillo, entre otros.

En la reunión estuvieron presentes el mayor del 69 Batallón de Infantería, Gilberto Moreno Ayala; el teniente coronel de Infantería, Roberto Díaz Ruelas, comandante de la Guardia Nacional en Saltillo; Everardo Lazo Chapa, delegado de la Fiscalía General del Estado en la Región Sureste; Leticia Charles Uribe, directora del Centro de Empoderamiento y Justicia de las Mujeres.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.