Archivo
La compañía propiedad de Armando Guadiana desistió de un amparo que sería revisado por la Suprema Corte

La prohibición de las corridas en toros de Coahuila se confirmó ayer luego de que la empresa Promociones y Espectáculos Zapalinamé S.A. de C.V. se desistiera de un amparo que sería revisado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La compañía propiedad de Armando Guadiana había promovido este recurso legal, ya que consideraba que la Ley de Protección y Trato Digno a los Animales, promovida por el Gobierno de Coahuila, vulneraba el derecho al trabajo.

El máximo órgano de justicia del País revisaría ayer el amparo promovido por la compañía, sin embargo, antes de la sesión se informó que se había desistido de éste.

VANGUARDIA publicó el pasado martes que el proyecto realizado por el ministro José Fernando Franco, el cual iba a discutirse ayer, determinaba que la ley defendía los derechos de la sociedad interesada en el cuidado y respeto a los animales.

Voceros de la Suprema Corte informaron que de haberse revisado y negado el amparo, esto hubiera dictado un precedente para otros estados en donde también se analiza la prohibición de los toros.   

Es decir, hubiera servido como antecedente que podría ser retomado cuando existiera alguna otro amparo promovido en contra de la prohibición de las corridas de toros.

VANGUARDIA intentó localizar a Armando Guadiana y su equipo jurídico, sin embargo, no hubo una postura al respecto. 

En agosto de 2015, el Congreso de Coahuila aprobó esta legislación, la cual fue promovida por el Ejecutivo estatal; desde ese entonces Guadiana consideró que era una norma con “dedicatoria” a él ante las críticas que había realizado a la administración de la entidad.

Foto: Especial

PARA RECORDAR
El 29 de agosto de 2015 se realizó la última corrida de toros en suelo coahuilense.

SENTARÍA PRECEDENTE
Voceros de la Suprema Corte informaron que de haberse revisado y negado el amparo, esto hubiera dictado un precedente para otros estados en donde también se analiza la prohibición de los toros.

En agosto de 2015, el Congreso de Coahuila aprobó esta legislación, la cual fue promovida por el Ejecutivo estatal.

Vanguardia