Pero no se puede decir... Que en ellos abundan tecnicismos que pocos "comprenden". Por eso solo los oyen pero no los escuchan, y si son invitados como sucede en la mayoría de los casos, van nada más para "aplaudir", porque los demás o público en general y como a los gobernados ni les va y ni les viene lo que se presuma en ellos, ya que están impregnados de cifras, datos y mentiras, que la mayoría de dichos informes pasan desapercibidos, y nada más sirven para el que los da "alzarse" el cuello.