La IED canalizada a hoteles y moteles en el país fue de apenas 11.8 millones de dólares entre enero y marzo de 2021. ESPECIAL
A este ritmo, desarrollar un destino como Riviera Maya, Quintana Roo, cuya oferta de alojamiento rondaba las 51 mil habitaciones en marzo pasado, tomaría 77 años

CDMX.- Tras la peor crisis en su historia reciente por la pandemia, la industria hotelera mexicana  captó el menor nivel de capital foráneo de los últimos 18 años.

La Inversión Extranjera Directa (IED) canalizada a hoteles y moteles en el país fue de apenas 11.8 millones de dólares entre enero y marzo de 2021, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Economía.

Se trata de la menor inyección de capital en un primer trimestre desde 2003 y también significa una novena parte de los 106.1 millones que el sector captó durante el mismo periodo del año pasado, cuando recién comenzaban las restricciones por el COVID-19.

Tres cuartas partes o 75% de la inversión total llegó al estado de  Quintana Roo, 14% a la Ciudad de México y 11% se repartió por el resto del territorio nacional.

Considerando que, en promedio, cuesta 75 mil dólares construir una habitación de hotel en el país, “desde cero hasta llave en mano”, esta cifra equivale a edificar apenas 157 cuartos   durante los primeros tres meses de 2021, explica Adolfo González, socio de la cadena Hoteles Casa Real.

A este ritmo, desarrollar un destino como Riviera Maya, Quintana Roo, cuya oferta de alojamiento rondaba las 51 mil habitaciones en marzo pasado, tomaría 77 años.

“Los extranjeros no están invirtiendo debido a la menor ocupación hotelera y porque el gobierno federal sólo se ha encargado de aventar pedradas al sector”, dice González.