Foto: Especial
Impuestos representan 56.5% de los ingresos presupuestarios; continúa la despetrolización de las finanzas; el incremento de la recaudación tributaria se dará a través del combate a la informalidad y los evasores fiscales

La Iniciativa de la Ley de Ingresos de la Federación (ILIF) 2019 mantuvo la misma estructura de recaudación, con mayor peso en impuestos y menor por ingresos petroleros.

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolina, el cual se esperaba que fuera eliminado, apareció con un incremento de 4 por ciento. En lo referente a la reducción del Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto sobre la Renta (ISR) en frontera, se anunció que ésta se hará mediante un decreto presidencial.

De esta manera, se estima que en el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador se obtengan ingresos tributarios por 3 billones 287 millones 605,000 pesos, cifra 7% mayor, en términos reales, respecto a lo aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación del 2018.

La mayoría de estos ingresos provendrá del pago del ISR, por el cual se espera una recaudación de 1.7 billones de pesos, seguido del IVA con 989 millones 11,000 y el IEPS general con 437 millones 900,000 pesos. Cabe destacar que dentro de este último gravamen, pese a la promesa que hizo López Obrador en campaña, no desaparecerá el IEPS a gasolinas, por el cual se espera una recaudación de 269 millones 300,000 pesos.

De esta manera, los ingresos tributarios que obtendrá el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a cargo de la regiomontana Margarita Ríos-Farjat, representarán 56.5% de los ingresos totales que estima el gobierno para el siguiente año.

Expertos en la materia refieren que el incremento en la recaudación tributaria es realista y posible de lograr, pese a no haber una reforma fiscal que cree nuevos impuestos o suba las tasas de aquellos que ya existen.

Herbert Bettinger, especialista fiscal, agregó que los mayores ingresos también serán resultado del crecimiento económico, un cumplimiento más puntual de los contribuyentes y el combate a la corrupción.

En el caso del IEPS a gasolinas, Manuel Toledo, socio de Proactive Tax & Legal México, precisó que si bien es viable eliminarlo, podría bajar la recaudación y repercutir en el gasto que el gobierno desea hacer en nuevos programas sociales.

Decreto para frontera

Arturo Herrera, subsecretario de Hacienda, informó, al entregar el Paquete Económico, que la reducción del IVA e ISR en frontera se hará mediante un decreto presidencial, el cual se publicará antes de que termine el año.

Por su parte, Carlos Urzúa, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, precisó que los recortes a las tasas de estos impuestos tendrán un impacto en la recaudación tributaria de alrededor de 40,000 millones de pesos.

“Es una pregunta que hacen, sobre todo los gobernadores. La verdad, la afectación no es tanta, es más modesta de lo que la gente cree. Nosotros creemos que el impacto va a ser de 40,000 millones de pesos”, declaró.

Herbert Bettinger, experto fiscal, refirió que la cifra es atinada. Sin embargo, no toma en cuenta un efecto que se podría dar, que es la pérdida de ingresos por el traslado de algunas empresas que ya se encuentran en otros estados a la zona fronteriza para pagar estos impuestos.

“(Lo anterior) es algo que no se puede medir, por lo cual es importante que mediante el decreto se estipulen las reglas para que esta rebaja de impuestos no sea mal utilizada y no tenga mayor impacto en el presupuesto. Si la rebaja se hubiera metido en la ILIF, sería un caos porque mucha gente podría ampararse y, mediante el decreto, esta posibilidad se elimina”, refirió.

Desde campaña, López Obrador se comprometió a bajar el IVA de 16 a 8% en frontera, mientras que el ISR pasaría de 30 a 20%, esto para generar mayor competitividad frente a los estados fronterizos de Estados Unidos.

Durante la toma de protesta en la Cámara de Diputados, el presidente dijo que desde el 1 de enero del siguiente año entrará en vigor la zona libre, la cual abarcará los 3,180 kilómetros de frontera con Estados Unidos.

Combate a la informalidad y evasores

De acuerdo con los nuevos administradores del SAT, el incremento de la recaudación tributaria se dará a través del combate a la informalidad y los evasores fiscales, así como mediante la implementación tecnológica para facilitar el cumplimiento fiscal.

La semana pasada, durante su ratificación frente a la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Rosalinda López Hernández, administradora general de la Auditoría Fiscal Federal del SAT, se comprometió a combatir frontalmente la evasión fiscal, la cual daña gravemente a los ingresos que obtiene el gobierno.

“La estrategia es muy clara, hay que seguir el dinero. Ya se cuenta con la tecnología. Ha habido un avance sustancioso y, en el área que a mí me compete, nos tocará cruzar la información (...) Afortunadamente hay un compromiso puntual del presidente de cero tolerancia a la corrupción”, afirmó.