En los salones de eventos y en las áreas de eventos al aire libre de eventos la capacidad de aforo será a un máximo de 100 personas considerando que los salones utilicen solo un 50 por ciento de su capacidad. INTERNET
No se permitirá más de seis comensales por mesa. Se restringe el servicio en barra. Quedará prohibido el uso de la pista de baile

A partir del 21 de septiembre en los municipios de la Región Sureste de Coahuila se podrán realizar eventos sociales en salones, aunque bajo un estricto protocolo sanitario que deben seguir invitados, organizadores y proveedores.

En su sesión de ayer, el Subcomité Técnico Regional COVID-19 Sureste dio luz verde para que se pueda realizar este tipo de actividades, que se mantenían vedadas por motivo de la contingencia sanitaria.

También se dio a conocer que esta reapertura para eventos sociales tendrá restricciones en caso de que se llegue nuevamente a una ocupación hospitalaria del 60 por ciento en la región.

Las medidas tomadas incluye a todas las empresas prestadoras de servicios en el tema de salones y/o áreas de fiestas, eventos, reuniones y capacitaciones.

El personal titular de la dirección o gerencia en turno de la empresa, deberá notificar al 911 de cualquier persona que pueda estar enferma, si se tiene sospecha fundada por sintomatología de COVID-19.

Clientes, empleados, colaboradores y proveedores del evento deberán cumplir los lineamientos y protocolos para reducir los riesgos, de acuerdo con lo establecido por el Subcomité Regional de salud que corresponda.

Los lineamientos definidos son aplicables a capacitaciones, seminarios, reuniones, eventos sociales como fiestas, bodas, XV años, aniversarios y todos los que apliquen y definan dentro de “eventos sociales”.

Cada proveedor de servicios de salones y/o recintos de eventos, así como las empresas de servicios subarrendados por el salón y/o por el cliente deberán presentar el reconocimiento de Calidad Higiénica Coahuila obligatoriamente.

Cada proveedor de servicios de salones y/o recintos de eventos, así como las empresas de servicios subarrendados por el salón y/o por el cliente deberán presentar el reconocimiento de haber tomado el curso en línea “Todo Sobre la Prevención del Covid-19” del IMSS.

Se deberá obtener el certificado “Salón de Eventos Responsable” ante la autoridad municipal correspondiente. Sin este documento no podrán abrir el establecimiento.

En caso de que el lugar cuente con más de una entrada, definir solo una de acceso para mayor control de los invitados y otra para empleados, colaboradores y proveedores, prevaleciendo la sana distancia.

En los salones de eventos y en las áreas de eventos al aire libre de eventos la capacidad de aforo será a un máximo de 100 personas considerando que los salones utilicen solo un 50 por ciento de su capacidad instalada.

Se garantizará la sana distancia. No se permitirá más de seis comensales por mesa. Se restringe el servicio en barra. Asimismo, queda prohibido bailar, el uso de la pista de baile o espacios que inciten al baile.

Por el momento quedan prohibidas las fiestas infantiles, las áreas de juegos infantiles y albercas/chapoteaderos con fines recreativos dentro del inmueble.

Además de lo anterior, el secretario de Educación, Higinio González Calderón, ofreció un balance acerca del estatus para el regreso a clases en las modalidades y diferentes niveles educativos en la entidad.

Los alcaldes de la región sureste ofrecieron apoyo a la Secretaría de Educación para trabajos de mantenimiento y reparación de planteles escolares que han resultado afectados en sus instalaciones por diferentes motivos.

Se dio a conocer que hasta el momento el Centro de Recuperación COVID-19 en el CRIT han ingresado 103 personas, de las cuales 72 personas han sido dados de alta de manera satisfactoria.

El Call Center Estamos Contigo ha realizado 3 mil 128 contactos y cercos sanitarios, así como 2 mil 407 llamadas de seguimiento, 317 alertas detectadas, así como 230 posibles donadores de plasma.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.