Foto: Especial
Un hombre quiso terminar la relación con su novia, pero ella decidió agredirlo; la acusada asegura que ella era la violentada por su ahora ex. Piden ocho años de cárcel para ella

España.- Una mujer que sostenía una relación con un hombre pidió un último beso con el fin de terminar el noviazgo, pero ella le arrancó la lengua de una sola mordida.

Adaia López Esteve, de 24 años de edad, salía con un hombre, quien fue su profesor de monitora deportiva. Ambos comenzaron una relación amorosa y el 27 de junio de 2017, el sujeto, de 40 años de edad, decidió romper con ella, debido a que la mujer tenía un comportamiento violento, según la Fiscalía de Barcelona.

Incluso, cuando Adaia recibió la noticia, destrozó varios objetos de la casa de su novio. La novia se marchó, pero poco después pidió una segunda oportunidad a su ex, así que le pidió un abrazo y un beso, momento que aprovechó la chica para morder la lengua del hombre y arrancarla de una mordida, la cual escupió al suelo.

Un vecino de la comunidad de Vilanova i la Geltrù escuchó los gritos de la víctima, quien se quedó en el suelo de su casa, desangrándose después del ataque. La mujer fue detenida posteriormente y la Fiscalía pide 8 años de prisión para la mujer.

Él me estaba ahogando: refiere Adaia

Sin embargo, la mujer acusada de morder a su novio refiere que ella fue la violentada en esa ocasión, ya que su ex pareja la tomó del cuello para asfixiarla, después de una discusión que tuvieron esa noche.

Él me siguió, me sujetó, se puso encima y cuando pasó eso me estaba ahogando”, relató Adaia al canal de televisión LaSexta.

La mujer detalló que el hombre la sujetó con una mano en el cuello, por ello no podía escapar e incluso llegó a pensar que se “iba de este mundo”. Agregó que la declaración de su expareja es mentira y que ella fue la que recibió agresiones físicas y psicológicas por parte de su ex profesor.

Macabro posteo en las redes 

Adaia no parece estar arrepentida. Días atrás, la joven publicaba un comentario irónico referido al caso en su cuenta de Facebook, en el que ponía: "¿Qué te parece? Luego dicen que soy delicada con la comida".