El principal factor que influye sobre la industria es el ritmo de la economía mexicana

La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) prevé una caída sectorial de 5.35 por ciento debido a la contracción económica derivada de la contingencia por COVID-19.

En junio, el sector asegurador sufrió un decrecimiento de 4.8 por ciento en términos reales. Sin embargo, en junio de 2019 se renovó la póliza de Pemex, por lo que, al realizar el ajuste de las primas de la póliza de daños a un comportamiento anual, el sector asegurador refleja un decremento de 1.7 por ciento en términos reales.

El principal factor que influye sobre la industria es el ritmo de la economía mexicana, de la cual se prevé una caída del PIB de -10.5 por ciento y se espera una recuperación gradual durante el 2021 que llegaría hasta 3.3 por ciento, explicó Recaredo Arias, director de AMIS, en conferencia de prensa.

Esta circunstancia se deriva de las afectaciones que tendrían varios sectores de la economía que se vería golpeado.

Por ejemplo, prevé un impacto en los seguros para vehículos, sobre todo ante la baja de casi 32 por ciento en sus ventas durante el primer semestre. Así como en la construcción, donde su producción ha bajado 34.2 por ciento hasta mayo en su comparación anual. Asimismo, el turismo que augura pérdidas por hasta 1.6 billones de pesos.  

De acuerdo con el organismo, al cierre del primer semestre del año, el sector asegurador tuvo una caída de 1.7% respecto del mismo periodo de 2019, ante el golpe en la economía ocasionado por la contingencia sanitaria. 

Con información de El Universal y Forbes