Foto: Vanguardia/Archivo
Rosa Isela Guzmán Ortiz respondió así a las declaraciones de Emma Coronel, esposa de Joaquín Guzmán Loera, quien cuestiona su vínculo con el capo; “tengo un documento que dice que soy su hija”, asegura.

Ciudad de México.- Rosa Isela Guzmán Ortiz, quien asegura ser la hija mayor de Joaquín “El Chapo” Guzmán, aceptó hoy realizarse una prueba de ADN para confirmar su relación con el capo, luego de que Emma Coronel, la pareja del capo mexicano afirmara en una carta que ni ella ni su familia la conocen, informó The Guardian.

La semana pasada, Rosa Isela dijo en una entrevista para el portal inglés que su padre financió campañas electorales de políticos mexicanos y afirmó que la visitó en dos ocasiones en Estados Unidos, mientras era perseguido por la justicia mexicana y el gobierno estadounidense.

En una carta enviada a medios con el abogado José Refugio Rodríguez, Emma afirma que El Chapo le contó que Rosa Isela comenzó a escribirle al capo en 2015, señalando que era su hija, pero El Chapo aseguró que no la conocía y que le respondió “por pura cortesía”.

La carta agrega que las hermanas de El Chapo, Armida y Bernarda, desconocían la existencia de Rosa Isela, por lo que rechazaron tener vínculos con ella o con sus otros hijos y se des- lindaron de las declaraciones de Rosa Isela, entre ellas, el supuesto financiamiento del capo a campañas políticas y la traición de su socio en el Cártel de Sinaloa, Ismael El Mayo Zambada. Emma afirma que la familia está dispuesta a realizarse una prueba de ADN.

Por su parte, la Procuraduría General de la República informó que investiga la identidad verdadera de Rosa Isela Guzmán Ortíz.

El Subprocurador Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR, Gustavo Salas Chávez, agregó que esta dependencia ha solicitado asistencia jurídica a las autoridades de Estados Unidos para poder localizar a Rosa Isela Guzmán y de esta forma solicitarle que formalice y corrobore sus declaraciones.