Foto: Especial
Aunque es un tema que depende de la Federación, añadió que obviamente con la capacidad y recursos que tiene el Estado, hay un impacto, toda vez que esto se viene planeando desde hace más de cinco años

Luego de que el Gobierno Federal suspendiera la utilización de la técnica del fracking en los pozos petroleros, el secretario de Economía, Jaime Guerra Pérez, reconoció que hay un impacto y en empleos como mínimo en 30 mil.

Aunque es un tema que depende de la Federación, añadió que obviamente con la capacidad y recursos que tiene el Estado, hay un impacto, toda vez que esto se viene planeando desde hace más de cinco años.

El secretario de Economía dijo que hay recursos preparados, hay análisis hechos, servicios y carreras que se prepararon para esto, por lo que sin duda tendrá un impacto importante en Coahuila. De hecho en la meta de 170 mil empleos durante el sexenio, se tenía considerado aquellos que pudiera generar el fracking.

Aunque hay quienes indican que se pueden generar hasta 150 mil con el tema del gas, originalmente el Clúster de Energía de Coahuila hablaba de 80 mil y luego se hizo un ajuste a 30 mil ó 40 mil empleos.

DEPENDE DE LA FEDERACIÓN

Sin embargo, reiteró que esto depende de la Federación, aunque es una situación de riesgo porque hoy se importa el 85% del gas que se obtiene del fracking de Estados Unidos a 200 metros con la frontera de México.

Asimismo comentó que se tiene una serie de ventajas con los nuevos métodos del fracking, se habla de que la contaminación es mínima si es que existe, asimismo se utiliza agua dura y no de consumo humano, además de que se recicla.

CONVIENE EXPLORAR ESTE TIPO DE SISTEMAS: COPARMEX

Por su parte, el presidente de Coparmex Coahuila Sureste, Ricardo Sandoval Garza, se pronunció porque se disminuya la dependencia que existe con la importación de gas y que se explore los sistemas no convencionales.

Mientras que el Gobierno Federal suspendió la utilización de la técnica del fracking en los pozos petroleros, Sandoval Garza comentó que se debe recordar que México depende de un 90% de la importación de gas y en su mayoría de Estados Unidos.

Ante ello, consideró que por el ámbito estratégico conviene explorar sistemas como el de los hidrocarburos no convencionales que es donde entraría el fracking, para así disminuir la dependencia a las importaciones.