Trans. El 22 de febrero de este año fueron emitidas la primeras actas de nacimiento con cambio de género en Coahuila. / Archivo
Los padres de familia decidieron esperar a que sus hijos cumplan la mayoría de edad para realizar el cambio ante el Registro Civil

Hasta el día de hoy suman 4 menores coahuilenses que buscan cambiar el género en sus actas de nacimiento; se trata de 2 personas de 15 años, una de 13 y uno más de 17 años que con el apoyo de sus padres, han tratado de iniciar el juicio.

Sin embargo, cada proceso dura poco más de dos años y en ningún caso se ha decidido si la mejor opción es enfrentar a los jueces, mencionó Noé Malacara, presidente de la Asociación San Aelredo, quien detalló que en el juicio hay que entregar documentos y pruebas que dificultan mucho el proceso, piden pruebas sicológicas, psiquiátricas y médicas, lo que alarga los tiempos hasta a más de dos años”.

Es por ello que el activista resaltó que en los cuatro casos los padres de familia decidieron esperar a que sus hijos cumplan la mayoría de edad para realizar el cambio ante el Registro Civil, sin embargo, comentó que lo que se busca es que no haya duplicidad en trámites, por ejemplo, en lo que compete a la credencial para votar.

“Cuando ya tienen 18 sacan su INE con un género para iniciar el proceso de cambio, ya que está autorizado, vuelven a sacar de nueva cuenta su credencial ya con otro género, si pudiéramos destrabar los juicios esto se evitaría y sería más fácil para ellos”, comentó Ruiz Malacara.

Sin embargo, la lucha en el tema de una ley nacional y modificaciones a la ya existente que beneficia a la población transgénero, se realiza desde la CDMX con activistas que preparan una nueva propuesta de ley para facilitar los cambios en personas menores de edad.

El objetivo será tomar casos de éxito de algunos países europeos, además de integrar la legislación que hace poco se logró en Brasil en donde se beneficia al solicitante, siempre con el apoyo y petición de juicio de los padres, que son quienes hacen el requerimiento ante la ley.

“Se deben modificar los procesos para cuando ellos sean mayores e inicien el trámite de documentos, hay varios países en Europa que van muy avanzados en leyes de inclusión a la infancia trans, y sobre todo vemos lo que hacen países como Brasil en donde no es una ley, pero existe un apartado completo en donde se integra a la niñez trans”, explicó.

Actualmente, San Aelredo solo tiene conocimiento de tres casos en México en donde menores de edad ya lograron cambiar su género en actas de nacimiento.