Salir bien librado de caminos tortuosos requiere sobriedad, atención y prudencia

Manejar es una gran responsabilidad, y cuando las condiciones climáticas no son las mejores, hay que tomar mayores precauciones para evitar choques y ser parte de una carambola, como ya ocurrió en la carretera Saltillo-Monterrey.

¿Cómo debemos manejar cuando hay neblina o lluvia? Tome nota y ponga en práctica las siguientes recomendaciones hechas por un experto que ha colaborado en rescates de personas que han sufrido accidentes en dicha vialidad, como el 31 de diciembre de 2019, cuando un par de volcaduras de tráiler dejaron más de 50 autos dañados, dos muertos, decenas de heridos y el tránsito bloqueado durante casi 24 horas.

“Debemos hacer una conducción de manejo a la defensiva”, dijo director de Protección Civil en Ramos Arizpe, Francisco Sánchez.

Esto quiere decir: no solo ver hacia el frente, usar los retrovisores, el espejo central y los laterales, para ver atrás y lo que pasa a nuestro alrededor.

Lo básico para evitar carambolas es guardar distancia prudente entre vehículos, tanto en clima soleado como en condiciones adversas, aunque con neblina o lluvia hay que maximizar la distancia.

Si cuando manejamos un automóvil se pega mucho, hay que encender la direccional para indicarle que puede pasar, y nosotros debemos reducir la velocidad para que siga su camino.

A tomar buenas decisiones antes de subir al vehículo. Foto: Especial

 “Hay que circular por el carril derecho, porque si llegas a tener cero visibilidad, vas a tener que buscar un lugar a mano derecha donde estacionarte y esperar a que pase el mal clima, no esperar a que choques”, recomendó el especialista.

ANTES DE MANEJAR...

“Lo primero que tenemos que hacer es no manejar cansado, no manejar bajo influjos de drogas, por ejemplo el alcohol, y no manejar con distractores, por ejemplo el teléfono celular”, explicó el director de Protección Civil en Ramos Arizpe.

Lo siguiente es revisar el vehículo: la suspensión, la dirección, los frenos, los niveles de líquidos. Si todo está bien, entonces nos podemos subir y ponernos el cinturón de seguridad.

“Si nos encontramos con mal clima en la autopista Saltillo-Monterrey, nos encontramos con que hay mucha neblina que en esta época es muy común, ¿qué debemos de hacer?, debemos bajar la velocidad, prender las luces y manejar a la defensiva, esto es ir atento a todo nuestro alrededor”.

¿Qué debemos de hacer si hay mucha neblina?

> Debemos bajar la velocidad, prender las luces y manejar a la defensiva, esto es; ir atento a todo nuestro alrededor”.

SI NO ES URGENTE, MEJOR NO MANEJE

Si revisamos los comunicados y redes sociales de Conagua, el Servicio Meteorológico y Protección Civil y vemos que hay mal clima en la carretera, lo ideal es no salir. “Un conductor responsable reduce los riesgos, pero un conductor más responsable si no tiene la urgente necesidad de transitar por esa carretera, pues no la transita”, dice Francisco Sánchez.

Por ejemplo, si solo vamos de compras o paseo y hay neblina, lo mejor es no poner en riesgo nuestra vida y la de nuestra familia. ¿Por qué? La respuesta del titular de PC Ramos Arizpe fue: “Manejar es una gran responsabilidad, porque interviene un vehículo, más conductores, más vehículos y podemos ocasionar accidentes, y muertes”, concluyó.