Un nuevo estudio de China ha vinculado la exposición crónica a la contaminación del aire con el rendimiento cognitivo

Un nuevo estudio en China ha vinculado la exposición crónica a la contaminación del aire con el rendimiento cognitivo.

Los investigadores dijeron que el impacto negativo de la contaminación del aire aumenta con la edad. El estudio encontró que los hombres con menos educación fueron los más afectados.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Pekín en Beijing y la Universidad de Yale, midió las habilidades matemáticas y verbales de 20,000 personas durante un período de cuatro años.

Los investigadores les pidieron a hombres y mujeres, con más de 10 años, que tomaran 24 exámenes estandarizados de matemáticas y 34 exámenes de reconocimiento de palabras. Los mismos sujetos de la prueba fueron encuestados en 2010 y 2014.

El estudio midió la exposición de los participantes al dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y otras partículas que miden menos de 10 micrómetros de diámetro. El estudio no midió el monóxido de carbono, el ozono o partículas más grandes.

Los científicos descubrieron que la contaminación empeora el rendimiento de las pruebas orales de las personas a medida que envejecen.

"Proporcionamos evidencia de que el efecto de la contaminación del aire en las pruebas verbales se hace más pronunciado a medida que las personas envejecen, especialmente para los hombres y las personas menos educadas", según el estudio que fue publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

Uno de los coautores, Xi Chen, de la Escuela de Salud Pública de Yale, dijo a la BBC que la contaminación aumenta el riesgo de enfermedades degenerativas como el Alzheimer y la demencia.

"Nuestra muestra nos permite examinar el impacto de la contaminación del aire a medida que las personas envejecen. Por lo tanto, nuestros resultados a lo largo de estas vidas son bastante nuevos", dijo Chen.

Sin embargo, de acuerdo con NPR, el estudio no identificó cómo la contaminación empeora la capacidad cognitiva de las personas.

Chen le dijo a NPR que podría ser porque la contaminación empeora la sustancia blanca de una persona en el cerebro, lo que ayuda a las regiones del cerebro a comunicarse entre sí.

James Hendrix, director de Global Science Initiatives de la Alzheimer's Association, le dijo a NPR que era escéptico de esa idea.

"Creo que eso es especulación. Creo que no tenemos una causa y efecto directos que puedan ser probados", dijo.