Foto: Archivo
Aunque se reservó declaraciones sobre la investigación para no interferir en los trabajos de la Fiscalía, el alcalde José María Morales aseguró que han reforzado la seguridad en el municipio

RAMOS ARIZPE, COAH.- Tras el ataque a la delegación Analco de la Policía Municipal y la detención de dos presuntos implicados, el alcalde José María Morales aseguró que se trata de un hecho aislado y no del trabajo de una célula del crimen organizado.

Aunque se reservó declaraciones sobre la investigación para no interferir en los trabajos de la Fiscalía, el alcalde José María Morales aseguró que han reforzado la seguridad en el municipio, pero negó haber fortalecido su seguridad personal.

 

“Le podemos decir a la gente de Ramos Arizpe que vamos a seguir trabajando para garantizar la seguridad de todos.

El fiscal del Estado, Gerado Márquez, declaró el lunes que el atentado podría ser una advertencia de la delincuencia organizada. Al respecto Morales Padilla aseguró que lo ocurrido debe de tratarse como un hecho aislado.