Especial
Este es el segundo caso, después de uno de Torreón, en la última semana, en que la CNDH recomienda a autoridades locales emitir una disculpa pública por hechos de la época más violenta de la entidad

Luego de 10 años, la Comisión Nacional de Derechos Humanos recomendó al presidente municipal de Monclova y a la Fiscalía General de Coahuila, pedir una disculpa pública por la desaparición forzada de tres personas en dicho municipio a manos de la Policía Preventiva local.

Este es el segundo caso, después de uno de Torreón, en la última semana, en que la CNDH recomienda a autoridades locales emitir una disculpa pública por hechos de la época más violenta de la entidad.

En la relatoría, la CNDH detalla lo ocurrido durante la noche del 11 de noviembre de 2009, cuando tres personas oiriginarias de Querétaro fueron presuntamente detenidas por los policías municipales.

Se explica, según  información de testigos y la denuncia de los familiares, que las tres víctimas habían acudido a Monclova para cobrar un paquete de ropa y un préstamo que le habían hecho a una persona de este municipio. Además iban a entregar un vehículo que el deudor les había dejado como garantía.

Luego de su llegada a Monclova, una de las víctimas realizó una llamada a sus familiares diciéndoles que habían llegado, pero los había detenido la Policía Municipal de Monclova. Siendo esa la última vez que se supo de ellos.

 

La CNDH también reportó que después de tres días, los familiares de las víctimas acudieron a la ciudad para realizar una búsqueda en las instituciones de seguridad e incluso en el Semefo sin poder ubicarlos. A su vez establecieron comunicación con uno de los presuntos responsables que los extorsionó cobrándoles 38 mil pesos a cambio de información sobre los desaparecidos, que posteriormente nunca brindó.

Aunque la denuncia fue interpuesta en ese mismo año 2009, los familiares de las víctimas interpusieron después la queja ante la CNDH al mencionar que en cuatro años no tenían ninguna respuesta por parte de las autoridades, entre las que se menciona a la Procuraduría de Querétaro, la de Coahuila y la Policía Municipal.

Al acreditar todos los hechos, la CNDH pidió además de una disculpa pública, la reparación integral del daño a las familias que han permanecido 10 años en la búsqueda de estas tres personas, además del castigo para quienes resulten señalados como los responsables de su desaparición forzada.