Contagio. Uno de los bomberos comenzó con síntomas desde el pasado 28 de julio. ESPECIAL
Existe el temor entre el personal de que exista un brote con los otros dos grupos de bomberos, los cuales están repartidos en tres guardias de 8 elementos cada uno

Al detectarse tres personas del cuerpo de Bomberos de Ramos Arizpe con COVID-19, trabajadores de la estación se encuentran nerviosos y temerosos por su salud, pues desde el 28 de julio uno de los que resultaron positivos ya tenía los síntomas y no se aisló a pesar de haberlo informado al director de Bomberos y Protección Civil, Francisco Sánchez.

Fue el pasado martes por la mañana que se les practicó la prueba a los elementos de la corporación y ayer por la tarde se les entregaron los resultados dando positivos tres de ellos.

Un trabajador reveló, bajo el anonimato, que uno de sus compañeros ya había presentado los síntomas: fiebre, tos y dolor corporal; el elemento se lo informó a su director, Francisco Sánchez, y presuntamente éste decidió que continuara trabajando.

Existe el temor entre el personal de que exista un brote con los otros dos grupos de bomberos, los cuales están repartidos en tres guardias de 8 elementos cada uno, éstos han continuado dando servicios a la ciudadanía.

La Secretaría de Salud del estado y la Presidencia Municipal de Ramos Arizpe no han hecho un pronunciamiento sobre el caso.