Apunta. Se tendrá que esperar a ver lo que contemple el acuerdo con las acciones que se va a publicar en el Diario Oficial de la Federación.
Javier Treviño, abogado laborista, afirma que sería de hasta un mes aunque se decrete suspensión de labores

La declaratoria de emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor en México obligará a los patrones a pagar el salario íntegro de hasta un mes a sus trabajadores, aunque se decrete una suspensión temporal de actividades.

El abogado laborista, Javier Treviño, dijo que aunque hay que esperar a que se publiquen en el Diario Oficial de la Federación las implicaciones de la declaratoria, de acuerdo con las declaraciones del canciller Marcelo Ebrard, no habrá una suspensión de labores por contingencia sanitaria, sino que al añadir las palabras “fuerza mayor”, cambia el contexto de la disposición.

“Evidentemente trae implicaciones y consecuencia jurídicas y económicas para los patrones. Si hubiesen declarado una suspensión de labores por contingencia sanitaria, se les hubiera tenido que pagar un máximo de un mes y con el salario mínimo, pero al ser de fuerza mayor, esa es la clave, coloca a los patrones en una suspensión colectiva distinta”, señaló el especialista.

De acuerdo con la Ley, con lo decretado los patrones estarían obligados a pagar un máximo de un mes a sus trabajadores, sin embargo es con base en su salario real.

Evidentemente trae implicaciones y consecuencia jurídicas y económicas para los patrones. Si hubiesen declarado una suspensión de labores por contingencia sanitaria, se les hubiera tenido que pagar un máximo de un mes y con el salario mínimo”.
Javier Treviño, abogado laborista.

“Suponiendo que llegáramos a la suspensión temporal de las relaciones de trabajo, la junta, en este ejemplo que estamos comentando, debe de autorizar la suspensión y, al momento de autorizarla, puede fijar una indemnización, que no puede exceder un mes con el salario normal de los trabajadores”, explicó.

Agregó que se tendrá que esperar a ver lo que contemple el acuerdo con las acciones que se va a publicar en el Diario Oficial de la Federación, sin embargo podría ser una situación difícil de sostener para las pequeñas y medianas empresas en la entidad.

“Tendríamos que esperar a ver cómo lo van a aplicar. No es fácil adivinar que si estamos en un país en el que la mayoría son Pymes, se puede ir tomando un factor en cómo nos va a terminar de aplicar este tipo de medidas”, concluyó.

Alejandro Montenegro

Licenciado en Ciencias de la Comunicación, con una especialidad en Periodismo y participación en múltiples cursos, talleres y estancias profesionales en México y en Estados Unidos. Reportero desde el 2012, con experiencia de cobertura en temas relacionados al ámbito legislativo de Coahuila, migración, trabajo, campo, entre otros