Luto. Entre las más de 50 víctimas mortales había niños; el dolor y frustración fue presa de los turcos y de la comunidad internacional. Foto: AP
SUMAN 51 MUERTOS. El presidente Recep Tayyip Erdogan revela que el atacante tenía entre 12 y 14 años, y que los primeros indicios apuntan al ISIS

ESTAMBUL.- El presidente turco, el islamista Recep Tayyip Erdogan, aseguró ayer que el autor del atentado contra una boda kurda el sábado en la ciudad de Gaziantep, en el extremo sur de Truquía, fue un adolescente de entre 12 y 14 años de edad.

“La masacre la cometió un atacante suicida de 12-14 años de edad, que se hizo detonar o fue detonado”, dijo el Mandatario en declaraciones transmitidas en directo por la cadena NTV.

Los primeros indicios de los que disponen nuestros organismos de seguridad apuntan al Daesh (el grupo yihadista Estado Islámico), y trabajan en ello”, agregó Erdogan.

El saldo de víctimas aumentó este domingo a 51 muertos, mientras que de los 94 heridos registrado en un primer momento, 69 siguen bajo tratamiento en los hospitales, y 17 de ellos se encuentran en estado de suma gravedad, dijo el Presidente.

Cuando llegamos había tantos muertos, una veintena, cuerpos con la cabeza, el brazo o la mano desperdigados por el suelo
Relató un testigo del ataque

“Es cierto que últimamente se ha hablado de que Daesh tenía esa estructura o posición en Gaziantep. Se han realizado varias operaciones intensas, y desde luego ahora nuestras fuerzas de seguridad continuarán con un trabajo aún mucho más intenso”, dijo Erdogan.

Es el atentado más sangriento en Turquía, escenario desde hace un año de una oleada de ataques atribuidos al ISIS o a los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), sobre todo en Ankara y Estambul.

“Para nosotros no cambia nada de dónde procede el terror”, subrayó el Presidente en alusión al terrorismo de extremistas kurdos del proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK) o seguidores del predicador Fethullah Gülen.

“Puede ser el terror de la FETÖ (la cofradía gülenista), del PKK, del Daesh o de PYD-YPG (las milicias kurdas) al otro lado de la frontera siria: para nosotros todos son organizaciones terroristas”, insistió el Presidente turco.

El partido de la izquierda prokurda HDP, 3° del Parlamento de Turquía, confirmó esta madrugada que los novios que celebraban su enlace cuando sucedió el ataque eran miembros de esta formación política, que ha sido blanco de varios ataques del Daesh en el último año.

BAÑO DE SANGRE

Los novios sobrevivieron a la matanza. La novia Besna Akdogan está muy conmocionada y se ha desmayado varias veces.

“Han convertido mi boda en un baño de sangre”, declaró a la agencia de prensa, Anadolu. Ella resultó herida leve y fue dada de alta este domingo.

Los testigos describen una escena dantesca. “Cuando llegamos había tantos muertos, una veintena, cuerpos con la cabeza, el brazo o la mano desperdigados por el suelo”, contó un hombre.

“Miren, son trozos de hierro que entraron en los cuerpos de nuestros familiares, estas bolas los han matado, no hay nada más que decir”, declaró otro.

Gulser Ates, una herida, contó a Hurriyet que el ataque se produjo cuando terminaba la fiesta.

El sureste y el este de Turquía fueron blanco esta semana de tres atentados que dejaron 14 muertos. El Gobierno los atribuyó al PKK kurdo. La guerrilla kurda, después de una calma relativa tras la intentona golpista del 15 de julio en Turquía, parece haber reanudado una intensa campaña de atentados contra las fuerzas de seguridad.

Gaziantep se ha convertido en un punto de paso de numerosos refugiados sirios que huyen de la guerra civil iniciada hace más de cinco años y medio.

Pero, además de refugiados y militantes opositores, en la región están presentes un número significativo de yihadistas. 

Putin ofrece su apoyo para combatir al YIHADISMO

El presidente ruso, Vladímir Putin, expresó al líder turco, Recep Tayyip Erdogan, su deseo de reforzar la cooperación antiterrorista al condenar el atentado contra una boda kurda en el sureste de Turquía, que dejó 51 muertos.

“El Presidente ruso aseguró que lo ocurrido subraya de nuevo la necesidad de aunar realmente los esfuerzos de toda la comunidad internacional en la lucha contra el terrorismo”, informó el Kremlin.

Además, en su telegrama Putin “subrayó su disposición a reforzar en toda medida la cooperación antiterrorista con los socios turcos en el marco de los acuerdos alcanzados recientemente en San Petersburgo”.

Putin y Erdogan sellaron el 9 de agosto las paces tras más de medio año de estancamiento en sus relaciones por el derribo de un avión de guerra ruso a manos de un caza turco en la frontera con Siria.