Especial
Mientras resuelven su situación, el animal disfruta sus días a lado de su nuevo papá adoptivo.

CIUDAD DE MÉXICO. - El canguro tan sólo tenía cuatro meses de nacido cuando fue encontrado dentro de la bolsa de su madre, quien murió después que un camión la atropellara.

Los policías de la ciudad de Cue, muy cerca de Perth, se hicieron cargo del pequeño marsupial, pero nunca esperaron que este los adoptara prácticamente como su familia, en especial al paramédico Scott Mason, que prácticamente se ha convertido en su papá sustituto.

El departamento decidió hacer una encuesta entre los pobladores para nombrar al canguro, cuyo nombre ahora es Cuejo y quedó bajo la protección de Mason.

 Mientras resuelven su situación, el animal disfruta sus días a lado de su nuevo papá adoptivo. A Cuejo le gusta meterse dentro de la camisa de Mason, como si fuera una bolsa.