Presentaron. En conferencia de prensa anunciaron el primer torneo del deporte ráfaga para jugadores de 50 años en adelante.
Con la participación de equipos de la capital coahuilense, Torreón, Monclova y Monterrey arrancará el primer Torneo Regional de Maxi basquetbol varonil

Con la participación de 13 equipos dará comienzo la Liga Municipal de Basquetbol de Veteranos de Saltillo (LIMBAVE) para jugadores de 50 años en adelante, la cual tiene como objetivo la activación física a fin de combatir el sedentarismo y brindarle una mejor calidad de vida a sus participantes. 

El primer Torneo Regional de Maxi basquetbol contará con aproximadamente 150 jugadores en activo y buscará ser de fogueo para los futuros nacionales de las categorías Maxi y Súper Maxi.

El coordinador de LIMBAVE, Salvador Antonio Segura, señaló que con la respuesta recibida a esta convocatoria, esperan que en los siguientes torneos puedan aumentar hasta 20 agrupaciones.

“Esperamos en un futuro tener 16 o 20 equipos”, dijo.

En esta campaña contarán con grupos de la capital coahuilense, también participarán equipos de Torreón, Monclova y Monterrey. 

El campeonato para basquetbolistas de 50 años en adelante tendrá como sede oficial el gimnasio “José de las Fuentes Rodríguez”, donde habrá actividad los sábados por la tarde y domingos en la mañana, durante aproximadamente tres meses, tiempo en el cual se conocerá al primer campeón, subcampeón y mejor canastero.

Cabe destacar que en México existen pocas ligas de veteranos que promueven el deporte ráfaga, ahora LIMBAVE se une a dicha estirpe con sus propios reglamentos, donde aparte de promover la salud, se busca la amistad y la integración de las familias, ya que buscarán que acudan los juegos hijos, esposas, sobrinos, nietos para que prmien el esfuerzo de cada participante.

En esta agrupación acompañaran a Salvador Segura, el coordinador técnico Jorge Posada Ruiz, Eduardo Lara Rojas en la tesorería, así como los colaboradores Gustavo Sepúlveda, Jesús Caros Márquez, Luis de Luna, Héctor Salinas y Carlos González.

Vanguardia