Foto: Sandra Gómez
Potabilizar el agua de las presas es la solución a futuro para terminar con la escasez del líquido en toda la región, dijo el editl lagunero

Torreón, Coahuila. -  La instalación de la planta potabilizadora de agua en el lecho del río Nazas, a la que hoy se refirió el Presidente Andrés Manuel López Obrador, es un tema que a nivel local se ha estado impulsando, tanto con los gobiernos estatales de Coahuila y Durango como con el federal, dijo el alcalde Jorge Zermeño Infante.

Potabilizar el agua de las presas, es la solución a futuro para terminar con la escasez del líquido en toda la región; somos una región que tiene mucha agua en las presas y que toda el agua que consumimos tenemos que sacarla a una gran profundidad, gastando cantidades muy grandes de energía eléctrica.

Zermeño informó que se acaba de reunir con el director general de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz, mostrándole los altos cobros que paga Torreón por consumo de electricidad y cómo han venido variando esas tarifas en perjuicio del Simas que necesita recursos para drenajes pluvial y sanitario.

Señaló que no es posible que a los organismos operadores de agua en los municipios, se les da un trato como si fueran empresas lucrativas y eso no puede ser.

Dijo que el funcionario federal entendió perfectamente estas variaciones que afectan a los sistemas públicos de agua potable que necesitan recursos para invertirlos.

Por otra parte, el alcalde comento que los centros de transferencia para depósito de escombros y basura recién habilitados por el municipio se encuentran en funcionamiento y han contribuido a poner orden en el destino final de este tipo de desechos, dijo el acalde Jorge Zermeño Infante.

Comentó que se cuenta con un gran tiradero que se llama “El Cañón del Indio”, que está al sur oriente de la ciudad, a donde se están llevando los desechos que antes los carromateros tiraban en cualquier lugar.

Ahora ya no hay pretexto para que el escombro que se genera en pequeñas construcciones aparezca en cualquier calle de la ciudad y la población debe de ser consciente de que todos queremos una ciudad limpia, agregó.

“A veces se muere un perro y el dueño iba y lo tiraba en el primer lote baldío que encontraba, o si alguien hace algún arreglo en su casa, dejaba el escombro en la calle, y cuando llueve se tapan las alcantarillas”, apuntó.

El edil pidió a la ciudadanía que conozca los lugares en donde se instalaron los centros de transferencia y a los grandes constructores, dijo.