Víctor Trujillo defiende a Brozo, su personaje tras campaña en su contra
El periodista fijó su postura ante las criticas que ha recibido recientemente por su personaje, Brozo

 El presentador de noticias Víctor Trujillo respondió a las críticas que ha recibido en redes sociales sobre su personaje “Brozo” y la reproducción que hace del machismo. Consideró que el problema “no es la misoginia de un payaso, sino la intolerancia, la censura”.

“El problema en este caso, en esta situación, en esta circunstancia, no es la misoginia de un payaso, sino la intolerancia, la censura y la amenaza de intentar llevarnos hacia un pensamiento único”, dijo en un video difundido hoy en el sitio web Latinus.

Sin maquillaje, el comunicador dijo que “Brozo” es un personaje creado en 1988 y lo definió como un “payaso misógino, borracho, drogadicto, resentido y con todas las enfermedades venéreas”.

La respuesta la dio luego de que usuarios criticaran la participación en televisión del comunicador con edecanes y los comentarios machistas que hace.

Consideró que los ataques que ha recibido tienen lugar en el contexto de las denuncias a Félix Salgado Macedonio, candidato de Morena al Gobierno de Guerrero y quien ha sido acusado de agresiones sexuales a mujeres.

“Justo ahora, que el partido en el poder y el Presidente insultan a la sociedad impulsando a un señor acusado de violación a la gubernatura de Guerrero surge una repentina campaña donde uno de mis personajes resulta ser peor que su candidato”, expuso Víctor Trujillo.

“El punto aquí no es la configuración del personaje, si no lo que dice el payaso. Ejemplo, cuando mi payaso criticaba a Vicente Fox, los que hoy lo repudian, aplaudían. Cuando reprobaba mi payaso a Calderón, los que lo hoy lo repudian, aplaudían. Cuando se fue contra Peña, los que hoy lo repudian, aplaudían. Hoy, cuando ese mismo payaso critica y cuestiona a Andrés Manuel, esos mismos que aplaudían alborozados hoy lo marcan con una letra escarlata y lo linchan”, agregó.

El comunicador pidió una disculpa a las mujeres que se sintieron ofendidas por lo que ha dicho o hecho a través de sus personajes, también insistió en que solo el público puede “acabarlo”.

“Ustedes como público tienen todo el derecho de acabarme, si quieren, pero el régimen no”, opinó.