Detenido. El agresor, Alfredo de 32 años, opuso resistencia, por lo que tuvo que ser sometido por varios oficiales de la Policía Municipal, quienes lo llevaron a rastras hasta la patrulla. / ULISES MARTÍNEZ
Ante una posible amenaza de que el agresor estuviera armado, la Policía desplegó un operativo

Un desertor de la milicia fue identificado como el responsable de abusar sexualmente de la esposa de un amigo, con quienes vive desde hace tiempo en un domicilio en la calle Francisco Javier Mina en la colonia Bellavista.

El incidente se registró alrededor de las 8:00 horas de este sábado. Después de una noche de copas y aparente intoxicación con peyote, Alfredo Hinchado Regisantos, de 32 años, llegó a la casa y se dirigió al cuarto de la joven para convencerla de tener relaciones sexuales.

La mujer, de 27 años, rechazó la petición en varias ocasiones. El hombre, molesto, la golpeó y comenzó a desvestirla a la fuerza.

Ante las agresiones, la joven gritaba de dolor y pidiendo auxilio, lo que alertó a los vecinos.

Elementos de la Policía Municipal llegaron al sitio y, ante la advertencia de que el agresor contaba con un arma de fuego, pidieron apoyo y arribaron más uniformados de la corporación. 

La puerta de entrada de la casa marcada con el numero 1333 tuvo que ser forzada por los policías.

La joven afectada fue atendida por un policía mientras esperaban la llegada de los paramédicos del cuerpo de Bomberos para atenderla y llevarla a un hospital.

El agresor permanecía en el cuarto, tomaba lo que encontraba y lo lanzaba a los oficiales, quienes buscaban la manera de entrar. Uno de los policías fue golpeado en la cabeza con una figura de la Santa Muerte.

Entre varios oficiales sometieron a Alfredo, quien continuó lanzando golpes y resistiéndose a la detención, lo sacaron de la casa y lo llevaron a rastras hasta la patrulla.

Una vez en la unidad, el desertor militar fue trasladado a las celdas de la Policía Municipal en donde se puso a disposición del Centro de Justicia y Empoderamiento de la Mujer, quienes determinaran su situación legal en las próximas horas.

La joven afectada fue llevada a un hospital de la localidad.

En el lugar se presentó el jefe de la Policía Municipal para dar una declaración de lo ocurrido, además se cercioró de que no se violentaran los derechos del presunto responsable.

Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) también arribó al sitio, pues en el lugar se presume viven varios integrantes de la corporación castrense.

EL DATO
Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) también arribó al sitio, pues en el lugar se presume viven varios integrantes de la corporación castrense.