Foto: Especial
Anticipo del futuro modelo de lujo, el prototipo utiliza una mecánica 100% eléctrica de 750 CV de potencia

El mercado de los SUV de lujo es lo suficientemente suculento como para que todas las marcas quieran participar en él. Maybach todavía no ha hecho su movimiento, pero el prototipo que ha presentado en Auto China 2018 adelanta lo que está por venir… Y viendo este Vision Mercedes-Maybach Ultimate Luxury, la competencia puede empezar a preocuparse.

No es casualidad que se haya elegido la cita china para mostrarlo al mundo, puesto que es uno de los principales mercados para los automóviles de lujo, el lugar perfecto para analizar la respuesta de potenciales compradores y decidirse a llevarlo a producción (o no).

Foto: Especial
Foto: Especial

La aproximación del fabricante al territorio todocamino es bastante peculiar, ya que su gran modelo (mide 5.260 mm de largo, 2.110 mm de ancho y 1.764 mm de alto) tiene formato de SUV, pero apuesta por una carrocería cuya forma recuerda a una gran berlina.

Foto: Especial
Foto: Especial

Su frontal resulta imponente, con una parrilla de normes dimensiones, finos grupos ópticos y unas protecciones inferiores cromadas que se alargan por los musculados pasos de rueda (con llantas de 24 pulgadas) y los faldones laterales hasta la particular zaga, que luce un maletero al estilo de un sedán de tres volúmenes.

Foto: Especial
Foto: Especial

El habitáculo deja claro que se trata de un prototipo, aunque tampoco está muy alejado del interior de un modelo de producción de estas características. La tapicería de cuero blanco decora toda la mitad inferior, combinándose con una luz ambiental LED azul y con madera oscura para la zona superior.

Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial

Destaca el sistema MBUX, que da forma a cuadro de instrumentos y a consola central con dos pantallas gemelas de 12,3 pulgadas. El espacio es primordial, sobre todo en las plazas traseras, donde los ocupantes no tendrán ni el más mínimo problema para estirar las piernas.

Hasta este punto todo es susceptible de llegar al modelo de calle con mínimos cambios, pero al pasar al plano mecánico, es difícil saber si Mercedes-Maybach se atreverá a trasladar el sistema 100% eléctrico del prototipo. Utiliza cuatro motores para entregar 750 CV y se alimentan de una batería de 80 kWh de capacidad para conseguir una autonomía realista de 322 kilómetros. Se puede recargar tanto en tomas rápidas como por inducción y puede rellenar en 5 minutos suficiente energía para hacer otros 100 kilómetros.