Wall Street abrió en rojo tras el anuncio de Apple; el gigante tecnológico expresó que no será posible cumplir con sus previsiones de ingresos en el segundo trimestre por las consecuencias derivadas del coronavirus, lo que provocará una menor demanda de sus productos en China.

Wall Street abrió en rojo tras el anuncio de Apple, que lideraba pérdidas, de que el coronavirus de Wuhan (COVID-19) provocará efectos negativos en su cuenta de resultados por la ralentización de la economía china y los efectos del patógeno a escala global. 

El gigante tecnológico expresó que no será posible cumplir con sus previsiones de ingresos en el segundo trimestre por las consecuencias derivadas del coronavirus, lo que a juicio de Apple provocará una menor demanda de sus productos en China y al suministro limitado de sus iPhone, afectado por el parón en las fábricas del país asiático

Quince minutos después del inicio de las operaciones en la primera sesión desde el viernes después del festivo en honor a los presidentes estadounidenses, el principal indicador de Nueva York, el Dow Jones de Industriales, bajaba este martes un 0.41 % o 119.81 puntos, hasta 29,278.27.

Asimismo, el S&P 500 descendía un 0.32 %, o 9,63 enteros hasta 3,370.34 mientras que el Nasdaq, que aglutina a importantes tecnológicas, retrocedía un 0.22 %, o 19.33 puntos, hasta 9,712.42. 

Entre los 30 valores del Dow Jones, las subidas las encabezaban UnitedHealth (1.11 %) y Microsoft (0.5) mientras que las mayores pérdidas eran para Apple (-2.6 %) e Intel (-1.3 %).

La mayoría de sectores de Wall Street se encontraban en terreno negativo, con las mayores pérdidas para el energético y el tecnológico, mientras que el de servicios públicos y el de comunicaciones registraban ligeros ascensos. 

Apple advirtió a los inversores que no cumplirá con su orientación financiera del segundo trimestre porque el brote viral en China ha reducido la producción de iPhones. Foto: AP

* Coronavirus reducirá producción y ventas de iPhone

Apple Inc. advirtió a sus inversionistas que no alcanzará sus objetivos financieros del segundo trimestre debido a que el brote de coronavirus en China redujo su producción de iPhones.

La compañía con sede en Cupertino, California, dijo que todas sus instalaciones de fabricación de iPhones se ubican fuera de la provincia de Hubei, el epicentro del brote, y todas reanudaron operaciones, pero que la producción va a paso lento.

La salud y el bienestar de todas las personas que ayudan en la fabricación de estos productos es nuestra máxima prioridad, y estamos trabajando en constante comunicación con nuestros proveedores y expertos en salud pública mientras persiste esta situación”, dijo Apple en un comunicado.

La enfermedad que provoca el nuevo coronavirus, denominada COVID-19, provovó hasta ayer 1,770 muertes.

La empresa indicó que la demanda de iPhones también ha ido a la baja en China debido a que muchas de las 42 tiendas Apple se encuentran cerradas o trabajan con horarios reducidos. China representa el tercer mayor mercado de Apple, después de Estados Unidos y Europa.

Fuera de China, la demanda de iPhones permanece sólida y se perfila a alcanzar las expectativas de la compañía.

Apple declaró el 28 de enero que preveía un ingreso de entre 63,000 y 67,000 millones de dólares para su segundo trimestre, que concluye el 30 de marzo.

La compañía afirma que la situación está evolucionando y que proporcionará mayor información durante su próxima llamada de ingresos, en abril.

* Con información de la Agencia The Associated Press (AP)