Foto: Especial
La jurista, esposa del contratista favorito de AMLO, José María Riobóo, además niega conflicto de intereses por su nombramiento

Este día el Senado de la República eligió por 94 votos a favor a la doctora Yasmín Esquivel como la próxima ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para el período 2019-2034.

La terna enviada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, estaba integrada por las juristas Yasmín Esquivel, esposa del empresario y consejero de López Obrador José María Riobóo; Loretta Ortiz, exdiputada de Morena y exintegrante del equipo de López Obrador, y Celia Maya, excandidata de Morena en Querétaro.

La doctora Jasmín Esquivel durante su comparecencia ante el Senado había defendido su postulación, al aseverar que durante su trayectoria profesional "no hay ni ha habido ningún vínculo de amistad o parentesco" que haya interferido en su trabajo: "Soy una mujer que, como millones de mexicanas, me he hecho por mí misma, con una historia propia, no soy 'la señora de...', ni 'la esposa de...'. Bien saben las señoras senadoras y señores senadores aquí presentes lo que le cuesta a una mujer ser reconocida por méritos propios".

Igualmente expuso que su gestión, en caso de ser electa como ministra, estaría encaminada a "combatir la impunidad, servir de contrapeso, resolver con independencia, aumentar la protección de derechos humanos y promover una justicia con visión social".

Durante la ronda de preguntas y respuestas salió a relucir su perfil conservador, pues en cuanto a la adopción homoparental expuso que se debería revisar si es conveniente para el niño llegar a una familia homoparental y, sobre el aborto dijo que que estaba “a favor de la vida”.

Elena Vega C.

Psicóloga por la UAdeC. Lectora y melómana. 15 años de experiencia en medios impresos.
Ha sido correctora y co-editora. Cuenta con diplomados en periodismo por la FNPL y UNAM.
Actualmente
se desempeña como editora web en VanguardiaMx